martes, 23 de julio de 2013

EL DISCO DE LA SEMANA

RONNIE VON: Ronnie Von (Polydor, 1969; reedición en CD con bonus tracks de Discos Mariposa, 2006)
El LP que precedió a A MÁQUINA VOADORA, que ya vimos por aquí, fue este RONNIE VON editado en enero de 1969, nada menos que el cuarto LP del cantante titulado de esa forma desde el primero en 1966. Tras una primera escucha pensaba que no alcanzaba los niveles de excelencia de su disco de 1970, pero las sucesivas ocasiones en las que he disfrutado de él me han hecho tenerlo en mucha, mucha más consideración.
En este disco ya tenemos a un Ronnie Von maduro, lejos de las habituales versiones en portugués de éxitos del pop europeo y norteamericano del momento, con una actitud innovadora y, aunque no es un disco totalmente inmerso en el vanguardismo del movimiento Tropicalia y se mantiene bastante fiel al sonido y planteamientos del pop anglosajón, el despliegue compositivo e interpretativo y la ausencia de limitaciones impuestas por la comercialidad alcanza niveles incontestables.
Meu Novo Cantar se abre con un recitado y de fondo una guitarra Fuzz que dan lugar a una lujosa orquestación y un ritmo marcado por un riff de órgano repetitivo reforzado con pandereta, con desarrollos de la guitarra eléctrica de fondo, que dan lugar a una parte final de aspecto improvisado. Chega De Tudo es soul pop, con muchos metales y flautas, mientras que Espelhos Quebrados es una preciosa composición acústica, voz y sección de cuerdas, con un cierto toque surreal y psicodélico en la letra (E os marcianos vem chegando).
Silvia: 20 Horas, Domingo, precedida por un jingle radiofónico al estilo Pop-Art del THE WHO SELL OUT es la pieza clave del disco para los fans del garage, el fuzz y la psicodelia, una pieza brutal con guitarra Fuzz desde sus notas iniciales, un ritmo marcado y potentes metales sobre los que sobrevuela la, en esta ocasión, suave y dulce voz de Ronnie. Una maravilla. Menina De Tranças suaviza el tono general con una preciosa melodía pop construida a base de instrumentos de viento como flautas y oboes en similar línea a canciones del repertorio de los Association como Cherish, Everything That Touches You o No Fair At All.
Nada De Novo y Lábios Que Beijei enlazan como última pista de la cara A, la primera de ellas de ritmo e instrumentación que remite al pop suave comercial de la primera mitad de la década mientras que la segunda es una broma surreal a base de guitarra y voz. Y la cara B abre con Esperança De Cantar remitiéndonos al sonido de pop barroco y sinfónico de Procol Harum y su A Whiter Shade Of Pale (con lo que tiene mi respeto y admiración eternos) con una pieza de ritmo similar a los grandes clásicos de los Procol y construida al igual que el grupo inglés sobre piano y órgano, y en la que irrumpen de forma salvaje afilados guitarrazos.
Anarquia, precedida por la inclusión de una conversación telefónica con el propio Ron, de nuevo es una composición sobre la que sobrevuela la guitarra Fuzz sobre un acelerado ritmo de pop con dinámica base rítmica, guitarra acústica y voz solista con profundo eco que le proporciona un indudable regusto psicodélico mientras Ronnie canta Fazer uma tremenda anarquia! Mil Novecentos E Alem posee una poco habitual y cambiante estructura melódica, adornada por la sección de vientos y con un teclado totalmente libre e improvisado que otorga extrañeza y originalidad a la canción y, de nuevo, ambiente psicodélico a la que contribuye una coda muy a los Rolling Stones y su We Love You. Tristeza Num Dia Alegre es más irresistible pop alegre y orquestado y Contudo, Todavia es otra composición vanguardista y experimental marcada por una percusión afroamericana, melodía cambiante y guitarra que marca el ritmo en su primera mitad, siendo la segunda totalmente bizarra y selvática. Para terminar, Canto De Despedida, alegre tonadilla en la que Von se acompaña de big band muy usual también en el jazz brasileño.
Al contrario que la reedición en CD de A MÁQUINA VOADORA este disco contiene seis bonus tracks, todos ellos grabados en 1967 e incluidos en diversos singles y EPs así como en su LP RONNIE VON de ese año. Escuta Meu Amor es pop melódico y comercial sesentero así como Cançao De Ninar Meu Bem, pero ésta última mucho más introspectiva y pausada con sonido de órgano protagonista. Igual A Peter Pan es brioso beat, algo anticuado para 1967 aunque con un interesantísimo break y cambio de ritmo hacia los 40 segundos de canción y de nuevo en el minuto y medio; Se Alguem Chorou es una sorprendente y bonita versión de Walk Away Reneé de los Left Banke, también lujosamente orquestada pero sin la majestuosidad de la original. A Catedral es la inevitable versión en aquellos años del hit Winchester Cathedral, de la que difiere en muy poco instrumentalmente, y para terminar una pequeña maravilla, O Carpinteiro, que no es otra cosa sino If I Were A Carpenter de Tim Hardin, cantada suavemente y de forma íntima por Ronnie, con una instrumentación y orquestación delicada y bella. Un broche de oro para un disco magnífico, otro más salido de la prolífica música popular brasileña a partir de la segunda mitad de los años 60.
David