martes, 28 de octubre de 2014

SUPERSIDERS: GARAGE REVIVAL DESDE GIJÓN... ¡SU PRIMER EP!

De vez en cuando aparece una chispa que genera una explosión de entusiasmo y de reconciliación con una pasión a la que se la tiene algo abandonada, una chispa sonora que me recuerda porqué me apasionan los estilos musicales de los que se nutre mi colección y mi devoción musical y porqué vale la pena escribir un blog centrado en ellos y sus ejecutantes. Y esa chispa en esta ocasión se llama SuperSiderS que debutan a lo grande con un single con tres canciones que verá la luz en el mes de diciembre publicado por el sello Music Saved My Life!
El quinteto formado por Iñaki a la voz, Pablo a la guitarra, Jesús al bajo, Iván a los teclados y Gonzalo a la batería han facturado tres canciones que se pueden disfrutar en su bandcamp y que conforman un debut en vinilo ejecutadas con intensidad, aptitud y actitud, brillantemente producidas por Jorge Muñoz-Cobo en sus Estudios de Circo Perrotti y a las que le ha otorgado toda su sapiencia y la fuerza de sus propias grabaciones de Dr. Explosion.
Las influencias y gustos musicales de SuperSiderS son evidentes e impecables: garage, rock'n'roll, psicodelia, folk-rock, punk... Una mezcolanza de lo mejor de los sesenta que enarbolaron las bandas de garage revival de los 80 y que asumen como propia los SuperSiderS para parir el inicio de una prometedora trayectoria discográfica pero que ya llevan desplegando en sus directos. 
Raining In Town abre el single y me vienen a la cabeza unos Zombies en sus grabaciones más enérgicas por el sonido del órgano y los redobles de batería pero se torna rápidamente en una pieza propia de los Nuggets por su melodía y ritmo serpenteante, garage apuntalado por una guitarra beat y armónica abrasiva y rhythmanblusera a cargo de Jorge Muñoz-Cobo. ¡Un posible hit del género si se hubiese editado en 1966!
Un Chico Enfermo es su incursión en las letras en castellano y su acercamiento al garage punk a base de base rítmica atronadora acompañada de pandereta punzante, guitarra doblada por el teclado y voz saturada. 
En la cara B, Baby Blue supone un cambio estilístico y los SuperSiderS facturan una joya de garage pop sesentero en el que podemos apreciar una guitarra de aire psicodélico sobre todo en los acordes iniciales, base rítmica de banda inglesa de freakbeat, ritmo menos urgente que en la cara A adornado por el órgano pero que aumenta paulatinamente de intensidad y una pandereta que indica el camino que la hace hermana en espíritu (y a la que homenajea con claros guiños) a It's All Over Now Baby Blue vía Them pero sobre todo fijándose en la Chocolate Watchband. ¡Palabras mayores!
SuperSiderS han llegado y somos felices de tener un nuevo grupo de garage y 6t's rock entre nuestros favoritos. Su primer disco es inminente y esperemos que pronto les sigan más, por supuesto en vinilo y con portadas y artwork tan estupendos como los de este primer EP. Escribo ésto mientras llueve en mi ciudad, recuerdo a Baby Blue y... ya soy un chico enfermo!
David