sábado, 30 de noviembre de 2013

¿ES ESTO EL CIELO... O EL COLOUR ME POP DE LOS MOVE?

En enero de 1969 se emitió la media hora del programa de la BBC Colour Me Pop cuyos protagonistas eran The Move, una de las más imprescindibles bandas británicas surgidas en los 60 cuyo repertorio de singles rivaliza con el de otras bandas contemporáneas popularmente sacralizadas. Sus LPs no disfrutan del mismo estatus que sus 45s, pero de los cuatro para mi hay dos que son obras maestras absolutas, su primero (THE MOVE, 1968) y el último (MESSAGE FROM THE COUNTRY, 1971).
Esta media hora celestial presenta a lo que podríamos denominar The Move Mk II, como cuarteto tras el abandono del bajista Ace Kefford pero manteniendo todo su poder con armonías a tres voces, un poderoso sonido de bajo (explotado hasta niveles inconcebibles en MESSAGE FROM THE COUNTRY) y la magnífica guitarra y voz de Roy Wood. Como siempre, a la batería y con sus característicos redobles, Bev Bevan, mientras que al bajo y ocasional voz solista Trevor Burton disfrutaba de sus últimos momentos como miembro del grupo. A la voz solista, uno de mis cantantes favoritos de los 60, Carl Wayne (¡y al bajo en The Christian Life!). Siempre elegante, comedido pero potente, de característica voz... sin ella, muchos temas de The Move no serían ni mucho menos lo mismo, y que bien empastaba con la de Roy Wood... Es decir, tenemos unos Move inmediatamente previos a la llegada de Rick Price y Jeff Lynne y los profundos cambios que ello conllevaría.
Su repertorio de 1969 aún mantenía algunos de sus grandes éxitos, de su etapa Pop-Art y psicodélica: I Can Hear The Grass Grow, Flowers In The Rain, Fire Brigade y Blackberry Way, pequeña muestra del inconmensurable talento del grupo y de su líder Roy Wood. Además, singles que miraban ya más hacia lo que iban a ser los Move más roqueros en la siguiente década (Wild Tiger Woman), canciones de su LP SHAZAM que vería la luz unos meses después (Beautiful Daughter, The Last Thing On My Mind) y ejemplos de su creciente interés en el rock de la Costa Oeste norteamericana desde 1968 con versiones que llenaban sus directos esperando ser aceptados por el público más underground de clubs como el UFO, siempre recelosos del éxito comercial del grupo: The Christian Life, directamente extraído de una copia del SWEETHEART OF THE RODEO de los Byrds (1968), Goin' Back también prestada del repertorio de los Byrds y la propia The Last Thing On My Mind original de Tom Paxton, además de la preciosa Something, cara B de Blackberry Way (¿un playback, o interpretada con sonidos pregrabados de todo el background de la canción a base de flautas, cuerdas..?).
Los Move siempre han estado, y estarán, en mi top 10 de bandas. ¡Cosas como este delicioso documento histórico me reafirman en mi postura a base de canciones inapelables y entregadas intepretaciones!
David