miércoles, 6 de noviembre de 2013

THE ALAN BOWN SET PARTE 4: KINGS OF THE CLUBS

Como muchos lectores veteranos recordarán, en Making Time se inició el relato por capítulos de la fantástica saga de un grupo muy querido en este humilde rincón adornado de psicodelia y otras hierbas. Es hora de cumplir con una deuda pendiente, la de cubrir los fantásticos primeros años de The Alan Bown Set tras el repaso no cronológico que hemos hecho de su etapa de finos ejecutantes de pop psicodélico (parte 2), banda en transición y algo despistada con un oído puesto en el jazz rock (parte 3) y estupendos prog-rockers (parte 1). Dicho ésto, vamos allá.
Alan Bown, un trompetista veterano de la escena beat de inicios de los 60 que con los Embers se recorrió el circuito usual de estas bandas, incluyendo la residencia en el Star Club de Hamburgo, asumió el liderazgo por un tiempo hasta su disolución de los John Barry Seven, prestigioso septeto montado por el compositor y productor inglés.
La escena musical inglesa en ese año era extremadamente efervescente, y Alan Bown tenía que ser parte de ella por derecho propio como el persistente trabajador de la música que era, así que reclutó a antiguos colegas del John Barry Seven como eran Jeff Bannister (teclados y voces), Dave Green (saxo, clarinete y flauta) y Stan Haldane (bajo), y junto a ellos a Vic Sweeney (batería) y Pete Burgess (guitarra) para formar los ABC (Alan Bown Community), rápidamente rebautizados como Alan Bown Set.
Alejados del beat y rutinario R&B imperante en las listas y fuertemente orientados al soul y al jazz, y tras patearse el circuito de clubs londinenses (Marquee, Klook's Kleek, Flamingo, Speakeasy...) y las Midlands durante casi un año con un éxito y seguimiento de sus fieles (jóvenes mods y antillanos) cada vez mayor en verano de 1965 son fichados por Pye tras el visto bueno de Tony Hatch, que les produjo su primer single, Can't Let Her Go/I'm The One Who Loves You, la cara A una versión de los Hipster Image que no es sino elegante beat apoyado por los vientos pero a la que le falta algo de fuerza, y la B una versión de Curtis Mayfield, más enérgica y quizá una mejor elección para la cara A. En todo caso, en ambas canciones se nota que, aunque la voz solista de Bannister es buena, le falta algo de garra y carácter.
A principios de 1966 la banda sufre sus primeros cambios, abandonando la misma Dave Green, cansado de la dura vida en la carretera. Su sustituto sería John Helliwell, con lo que la banda no perdía talento en la sección de vientos pero eso no fue todo ya que su siguiente recluta sería un nuevo vocalista llamado Jess Roden que se ganó el puesto tras considerar la banda a otros candidatos, ¡entre ellos nada menos que Robert Plant que en aquel momento estaba en un grupo llamado Listen! El primer producto discográfico de esta nueva alineación sería el disco Baby Don't Push Me/Everything's Gonna Be Alright, y vaya si ya se nota la potente voz de Roden. Ambos temas tienen muchísima más fuerza que su primer single, están mejor producidos, los metales y las bases rítmicas cobran protagonismo y ambas caras son rompepistas indiscutibles.
Tres meses después, en julio, le siguió el siguiente disco del Set con los temas Headline News/Mr. Pleasure. Headline era una versión de Edwin Starr con lo que nos encontramos con un cañonazo de tema, con coros estridentes y agudos, similares al estilo mod-soul de los Action, y Mr. Pleasure es elegante pop soul al estilo de las composiciones de Curtis Mayfield con Bannister de nuevo a la voz solista. El tercer y último single de 1966, año en el que el grupo entregó seis excelentes canciones con mínima repercusión comercial y radiofónica, estaba compuesto por Emergency 999 y Settle Down, siendo Emergency su tema más conocido, y con razón: todo en ella se conjuga para crear un clásico mod: urgencia, ritmo bailable, increíbles metales y voz solista, melodía infecciosa, estribillo adornado con Na Na Nas para gritar en la pista de baile... Settle Down, una composición propia, es una pieza elegante y jazzy para relajar el ambiente tras el pepinazo de la otra cara.
Ante el escaso impacto de sus discos Pye intentó con ellos otra estrategia: lanzar un disco en directo para mostrar al grupo en su hábitat natural, donde triunfaban cada noche, y también aprovechar el apetitoso mercado que el público de los clubs del Swinging London ofrecía. LONDON SWINGS - LIVE AT THE MARQUEE CLUB fue el título elegido para el LP con una cara del mismo ocupada por el Alan Bown Set y otra por Jimmy James & The Vagabonds. La interpretación y el repertorio del grupo son implacables: It's Growing de los Temptations con una intro tomada del Satisfaction de los Rolling Stones; Emergency 999, unas exquisitas I Need You de los Impressions y el clásico Sunny, Headline News, Down In The Valley de Solomon Burke con un increíble Jess Roden luciéndose y para acabar una arrolladora The Boomerang de Don Covay con un epílogo stoniano. Dos conclusiones rápidas de este disco son que The Alan Bown Set eran una banda demencialmente buena en directo y que los temas de sus singles estaban a la altura de los clásicos soul que interpretaban.
En noviembre se produce una nueva baja. Pete Burgess deja al grupo y lo sustituye a la guitarra Tony Catchpole justo a tiempo de grabar en Francia una canción para la banda sonora de una película, Jeu De Massacre (The Killing Game), pieza del mismo título que la película que sólo fue editada en single en aquel país en el sello Vogue a principios de 1967. Se trata de una fascinante y bizarra composición de Jacques Louissier de ritmo progresivo, improvisaciones vocales de Roden y potente instrumentación en general. Un experimento que mezclaba algo del soul que practicaba la banda con improvisaciones jazzísticas y algo de primeriza psicodelia a la que pronto se iba a apuntar el grupo con el papel esencial que iba a desempeñar su nuevo fichaje, Tony Catchpole, prolífico compositor y excepcional guitarrista.
Su último single, marcado por el fin de su contrato con Pye, apareció en marzo de 1967 y es otra rodaja de vinilo imprescindible: Gonna Fix You Good (Everytime You're Bad) original de Little Anthony & The Imperials que los Set hacen suya consiguiendo registrar un sonido impecable y nivelado en cuanto a instrumentación y voces. En la otra cara encontramos I Really, Really Care, potente soul ideal para la pista de baile escrita por el propio Alan Bown en la que brilla la sección rítmica, la guitarra fuzz en el solo y, de nuevo, el gran Jess Roden.
El verano de 1967 pilló a la banda absorbiendo los nuevos sonidos que se imponían en la escena musical londinense al tiempo que languidecía el circuito de clubs destinados a bandas en directo que desplegasen su música de baile. Sin contrato discográfico, eran libres de destinar su tiempo a experimentar y probar las nuevas vibraciones y así dieron el salto hacia la psicodelia, otra etapa esencial del grupo, con el single Toyland/Technicolour Dream en octubre de 1968 y el cambio de nombre a The Alan Bown!, pero esa es otra historia...
Todo este legado discográfico se puede encontrar en uno de los artefactos más imprescindibles en el mundo de las recopilaciones de música facturada en los 60, el disco EMERGENCY 999, lanzado por Sanctuary en 2000 y que además de todas las canciones mencionadas añadía una versión demo sin vientos de Gonna Fix You Good y dos inéditas grabadas en ese período de transición entre el soul y el pop psicodélico, la excelente y risueña Love Me y el Toytown Pop costumbrista de Mr. Job, muy en la línea del material de su LP OUTWARD BOWN, y que la banda Jigsaw recuperó para su primer single para Music Factory, el sello por el que ficharían en 1968 Alan Bown Set tras su paso por Pye.
David