miércoles, 13 de junio de 2018

CHEVY CHASE & CHAMAELEON CHURCH: LAS LOCAS AVENTURAS POP DE UN CHIFLADO CÓMICO AMERICANO

Antes de despuntar en la comedia en el show radiofónico del National Lampoon y alcanzar la fama en Saturday Night Live y una serie de exitosas películas (aquí sobre todo gracias a los videoclubs), y supongo que antes de adquirir una desmedida afición por ciertos polvos blancos y un difícil carácter con el que trabajar, Chevy Chase tuvo su propia (aunque fugaz) carrera musical en el excitante mundo del Pop de los años 60!
Como buen veinteañero en aquella época, Chase era aficionado a la música del momento y aprendió a tocar teclados y la batería... y tampoco tenía mala voz! Nacido en una familia bien situada en el estado de Nueva York pasó por instituciones académicas privadas de educación superior y en una de ellas formó parte tocando la batería de una college band de jazz llamada The Leather Canary... junto a Walter Becker y Donald Fagen, luego fundadores de Steely Dan y dos de mis héroes personales!
Pero esa no es la historia que nos va a ocupar debido a lo fugaz de esa aventura musical, y aquí entra en escena Chamaeleon Church, grupo de Boston formado por el guitarrista y cantante Ted Myers en 1967 tras la disolución de su anterior grupo de garage, The Lost, y su traslado a Nueva York, consiguiendo un contrato para grabar un LP con el productor Alan Lorber y la discográfica MGM Records.
Myers, con un contrato bajo el brazo para grabar sus canciones necesitaba músicos y procedió a reclutar a los multiinstrumentistas Tony ScheurenKyle Garrahan (antiguo compañero en The Lost) y al mismísimo Chevy Chase con veinticuatro años entonces para la batería, piano y coros. 
Tras unos pocos conciertos por la zona y muchos ensayos entraron a grabar el disco ansiado por Myers en los Mayfair Studios (único estudio en Nueva York con capacidad para grabar en ocho pistas en el momento) durante dos semanas.
Ted Myers escribió todas las canciones salvo tres junto a Tony Scheuren, principal compositor de la canción más recordada de los Chamaeleon Church y único single del LP, Camillia Is Changing, y que inspiró el peculiar nombre del grupo. Myers, por cierto, admitía que las canciones estaban imbuídas por las "revelaciones espirituales y filosóficas experimentadas con las sustancias psicodélicas"... ¡vaya pájaro! 
Y el mismo Myers ha comentado que Kyle y Chevy no estaban metidos en la movida de las drogas en ese momento, así que algunas de las "aficiones" de Chase las adquiriría a posteriori e influenciado por otros elementos de cuidado, la escena de cómicos de Nueva York...
Pero, ¡ay!, lo que prometía ser la introducción del cuarteto en el circuito del rock psicodélico a lo grande, con un LP en una gran compañía, gran promoción y gran cantidad de drogas, groupies y dinero, se quedó en poco más que una ingrata experiencia para los chicos como en tantas otras historias en el pop y el rock de la época... Para empezar el productor, Alan Lorber que había sido el cerebro tras el concepto del Bosstown Sound en el se incluyó a Chamaeleon Church, atenuó el sonido pretendido por el grupo y lo llevó con su mezcla y arreglos a territorios más soft-rock y comerciales, llegando incluso a silenciar el bombo de Chase en la mezcla final. La leyenda cuenta que al escuchar el disco Chevy se agarró un cabreo de narices, y me lo creo.
Lorber se ganó enseguida el recelo de los miembros del grupo durante el proceso de grabación debido a su postura en la producción. Había prometido a Ted Myers que el joven estaría involucrado en todo el proceso de grabación y mezcla pero a sus espaldas escribió todos los arreglos orquestales, los registró 
y mezcló el álbum; el grupo y en especial Myers se sintieron traicionados, renegaron del disco sintiendo que "once de sus mejores canciones habían sido aniquiladas".
Y una vez lanzado el LP, y como era más habitual de lo que nos podemos imaginar en la industria musical de la época, sobrevino otro disgusto para los Chamaeleon Church: el disco no recibió por parte de MGM Records nada de promoción. Para ser más justos hay que señalar que el grupo tampoco apoyó el LP con una gira ya que tras el lanzamiento del mismo dieron tres conciertos en Boston, y allí decidieron separarse poniendo fin a Chamaeleon Church, lo cual es comprensible dado el abatimiento tras el fiasco de su experiencia con Lorber. La única maniobra de publicidad fue su solitaria aparición en la televisión nacional de la que no hay constancia en internet, en un especial de la ABC interpretando en playback su single Camillia Is Changing. Las reseñas en la prensa del LP fueron tibias; era un LP más de ricos arreglos y suave sonido etéreo, "placentero" según Billboard. 
Myers y Chase en la televisión
El grupo, decepcionado por el resultado del disco, el poco apoyo de la discográfica y una prensa musical que calificaba de mero hype todo el montaje del Bosstown Sound ideado por Alan Lorber en el que se englobaba a grupos como Ultimate Spinach, Beacon Street Union, The Tangerine Zoo y los propios Chamaeleon Church, decidió separar sus caminos. Myers y Scheuren se unieron a los Ultimate Spinach en 1969 mientras que Garrahan y Chase volvieron a Nueva York donde la fama y el reconocimiento alcanzaron a Chevy y lo convirtieron en un icono de la comedia de los siguientes años.
Pero, ¿a qué suenan Chamaeleon Church? Pues realmente bien, otra gema casi oculta del pop psicodélico del momento que podría haber sido radicalmente distinta si el grupo hubiese impuesto su visión del disco, pero la producción de Lorber lo convirtió en un artefacto de delicioso pop barroco.
Acorde al sonido de muchos grupos del Bosstown Sound nos encontramos con una psicodelia reflexiva, soñadora y más centrada en las canciones que en los desarrollos lisérgicos de la Costa Oeste y el rock ácido desmelenado. Y sus armonías vocales son deliciosas, una especialidad del grupo en la que Chase aportó mucho gracias a su perfecta afinación vocal!
Ya desde la primera canción, Come Into Your Life, nos encontramos con una delicada pieza de pop barroco al estilo de Left Banke... caramba, podría ser una canción de alguno de los discos de los de Michael Brown! Chamillia Is Changing es su casi-hit y la representación perfecta del LP, sonando como unos Association en ácido y donde se aprecia el poco empuje de la base rítmica, el eco a montones que Lorber aportó a la mezcla además de efectos psicodélicos que le dan esa ambientación etérea a una melodía bellísima.
Spring This Year comienza de forma acústica pero sin embargo hunde la melodía en unos arreglos cargados de ambientación parisina y en unos efectos psicodélicos, con el eco reproducido al revés y pistas vocales añadidas. Lorber haciendo el máximo uso posible de las ocho pistas! Blueberry Pie es una muestra perfecta de la composición base de Ted Myers, una canción pop ortodoxa pero muy bonita y con unos estribillos fascinantes, pero totalmente cambiada por la producción, con masivas doses de eco, que sin embargo le sientan como un dedo a las letras psicodélicas y los coros de la pieza.
Remembering's All I Can Do es más barroquismo ricamente orquestado con algunas inflexiones vocales a lo Vanilla Fudge o Rascals, el sonido progresivo y de poso soul de Nueva York. Flowers In The Field abre la cara B con placentero y luminoso pop guiado por el clavicordio y aires a lo Association o Harper's Bizarre, mientras que Here's A Song contiene, atención, la única voz solista en el disco de Chevy Chase, cosa a la que Chase era reacio pero Myers consiguió convencerlo ya que si su gran referente, los Beatles, lo hacían con Ringo Starr ¿por qué él no iba a hacer con su batería? Y pese a la sencillez de la canción, Chase lo hace realmente bien aunque no es un tono el suyo que rebose personalidad.
Más entonaciones acústicas y una solitaria pandereta como percusión a cargo de Chevy en la suave In A Kindly Way, a la que sigue Tompkins Square Park, aires a lo Simon & Garfunkel con una juguetona flauta y piano posiblemente interpretado por Chase ya que según el propio Myers el futuro cómico era más competente al piano que a la batería!
Picking Up The Pieces anima un poco el ritmo con la guitarra eléctrica más protagonista del disco, apuntalando toda la melodía en una estupenda pieza de rock de finales de década, y cierra el LP Off With The Old, la particular Norwegian Wood de Chamaeleon Church, donde guitarras acústicas y sitar se entrelazan y se combinan con partes de clara instrumentación de soft rock.
Un disco que consigue algunos remarcables logros en su sonido, ensoñador y meloso, enmarcándose en el pop psicodélico más amable a pesar de la oposición del grupo que quería sonar como los Beatles en el Sgt. Pepper's. Lorber seguramente propició el fin de la aventura de Chamaeleon Church pero dotó al grupo de un sonido único y no los convirtió en una mera copia de los de Liverpool.
David

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupendo artículo, gracias por compartirlo

Anónimo dijo...

Guai!
Ya era hora un articulo de estos!

Fanzine Making Time dijo...

¡Gracias por los comentarios y por pasaros por el blog!