lunes, 9 de mayo de 2016

THE VINYLOS... SU PRIMER LP!!!

Bueno, chicos y chicas, la cosa está clara. Con este, el primer larga duración de The Vinylos el cuarteto ha confeccionado una colección de canciones que los sitúan en la aristocracia del 60's beat hispano e incluso del europeo.
Doce canciones presentadas en vinilo de 12" con CD incluído publicado por Clifford Records (ref. Clifford-082LP) que configuran un artefacto diseñado de forma clásica dentro de los cánones del pop: tres versiones, nueve composiciones propias y la inclusión del single previo, King of Mine. Y todo ello con una producción prístina y limpia para el sonido pulimentado y perfeccionado de The Vinylos.
Better Give It Up es el primer corte del disco y es una contundente pieza de garage-pop ejecutada con actitud y chulería en la voz y en la punzante instrumentación, con una muy chula combinación de llamada y respuesta entre el bajo y la guitarra, y con un solo de guitarra limpio y compacto. Un comienzo inmejorable poniendo las cartas sobre la mesa.
Le sigue el saltarín y bailongo R&B-beat de Do the Shake con sus irresistibles coros, pandereta y palmas, y con la participación de un siempre agradecido órgano para alegrar la melodía y darle ese toque pre-1965. Don't Worry About Me es toda una proclama de actitud y carácter a través de un primoroso ejemplo de 60's pop mid-tempo con protagonismo de la guitarra que marca el tono de la composición... y unas palmas en los momentos justos!
Con Find the Words, The Vinylos saltan, al igual que hicieron con I'm Stuck with You (Like Glue) (esa canción tiene que ser inmortalizada en vinilo... ¡pero ya!) al pop progresivo circa 1966-67 con un ojo puesto en la mejor etapa de grupos como Searchers y sobre todo Hollies. El teclado aporta profundidad y establece un fondo sonoro para un grupo en el tempo y armonía perfectos, y Sonia demuestra que su enérgica voz puede adaptarse a composiciones más reflexivas y suaves.
En I Know a Girl nos sorprenden, y para bien, dando un salto de unos cuantos años en sus referencias y ofreciéndonos una canción en la mejor tradición del powerpop 70's de corbata estrecha. Y eso, amigos, no puede ser otra cosa sino objeto de alabanza. Le sigue la primera de las versiones del disco, el clásico R&B presente en los sets de la mayoría de grupos de la explosión beat y R&B blanco británicos I Put a Spell on You al que aportan una guitarra que podría encajar perfectamente en una banda sonora de John Barry con el aporte esencial para el ambiente general de la guitarra rítmica.
¿Qué nos podría deparar la cara B tras tan brillante cara A? Pues arrancar con King of Mine, single que ya conocemos, y seguir con el limpio y luminoso pop de Look at That Boy y su feel a lo girl groups de los 60, confirmado con la presencia de apoyo femenino a la voz principal en los coros. Además encontramos un tan breve como delicioso teclado que subraya esos coros en el estribillo. Y para seguir ampliando las referencias estilísticas en este LP y sorprendiendo al oyente con She's Looking Good nos topamos con una versión del clásico northern soul de Rodgers Collins, con sección de metales incorporada, guitarra llena de groove y voz que se adapta perfectamente a este otro estilo que siempre requiere una potencia adicional y más carnalidad. El groove continúa con el clásico del garage-pop Why Do I Cry de The Remains, su pulso perfectamente cogido por el grupo, y con una estupenda y dinámica batería a la altura del sensacional sonido de ese instrumento en el original.
You Lost, composición de todo el grupo, es otra sorpresa enorme ya que los primeros acordes de una potente guitarra preceden al bajo y la batería que aparecen para cimentar un pesado sonido de rock con toques psych de ritmo arrastrado, como unos primerizos Humble Pie, o haciendo una analogía con un grupo con fémina al frente, unos Shocking Blue en ácido. El repetitivo riff de guitarra es estupendo y levitativo y sobre él se desarrolla un ácido solo para quitarse el sombrero.
Y qué mejor cierre que con otro clásico, una de las canciones que marcaron el paso de los Beatles hacia nuevas y gloriosas etapas de experimentación y aventura musical, el Run for Your Life de su RUBBER SOUL, con una intro de guitarra muy de John Fogerty, estupendos coros y manteniendo el espíritu upbeat de la original.
Un LP de jubiloso beat y mucho, mucho más. Grandes cosas nos pueden deparar The Vinylos en el futuro, pero por ahora podemos disfrutar de estas grabaciones, que no es poco. ¡Ya en su tienda favorita de discos, amigos y amigas!
David