martes, 24 de mayo de 2016

NUEVO DISCO DE LOS CHICOS: ROCKPILE OF SHIT!

Sudor, desenfreno, velocidad, energía, amplificadores escupiendo guitarrazos y sermones rockanroleros y mucho más es lo que llevan regalando al mundo Los Chicos desde hace quince años... y lo han vuelto a hacer! Con su sexto disco, ROCKPILE OF SHIT, editado al alimón por Dirty Water Records y Folc Records, catorce nuevos dardos cargados de rock'n'country'n'R&B'n'soul'n'punk y sobre todo, de mucho pub rock, se vienen a incorporar al repertorio de unos Chicos renovados con una nueva y poderosa base rítmica.
Sin apenas superar los dos minutos y medio la mayoría de estas canciones, el resultado final es fresco, inmediato, toda una explosión en la cara y en los oídos a lo que contribuye, sin duda, esa sucesión sin respiro de rápidas piezas, y por supuesto la entrega desplegada por el quinteto desgañitándose y machacando los músculos grabando estas canciones.
Los cinco primeros temas son gozosamente devastadores, ya nos dejan exhaustos, y sólo con ellos ya vale la pena la adquisición del LP. A Kingdom Of Coolness son riffs clásicos, potencia en toda la cara y, si se me permite, pub rock de puño en alto, siguiendo Rockanrolla en este comienzo inmejorable con su espíritu a los Jam de 1977.  I Don't Wanna Learn Anymore es toda una declaración de intenciones a base de powerpop guitarrero con infeccioso estribillo a lo Nick Lowe o Joe Jackson con la potencia de los Knack, alucinante. Older and Better nos presenta la primera intervención de metales en el disco con saxos acompañando en este divertido R&B y Rockpile of Shit es una muestra del dinamismo y versatilidad de la nueva sección rítmica en una pieza de original pub rock con tremendos licks de guitarra y jubilosa interpretación vocal. Last Day Here se acerca al rock 50s y lo pone al día, y para cerrar la cara A Los Chicos retoman una de las especialidades de la casa, el country psychobilly de Responsability Ville.
Tomamos aire, le damos la vuelta al disco y a ver con que nos sorprenden Los Chicos en esta parte de la nueva rodaja de vinilo... y More Beer nos vuelve a hacer sacudir los pies a base de rock aderezado con saxos lo que le hace ganar muchos grados en chulería, pub rock y 70s R&B a lo Doctor Feelgood como Galactus manda! Le sigue Miami Beach, maníaco country-punk, y sigue otro de los momentos álgidos del álbum con Mommy's On MDMA y su irresistible y energético rock, con una arrolladora base rítmica y vientos que acompañan la melodía que acentúan la diversión. Little Man retoma el punk con sombrero de cowboy, parienta en espíritu de Night Ride pero levantando el pie del acelerador; un ritmo de suave trote y un piano de saloon marcan la pieza. Los Chicos retoman la velocidad de mil por hora con I Know I Don't Know, frenético pub rock clásico, con coros souleros de llamada y respuesta, instrumentación brillante... todo es gozo. Y más diversión espídica para cerrar el disco con Toga Land, de la que John Belushi estaría orgulloso!
Ya disponible en los habituales formatos de LP, CD o descarga digital, y a través de Folc Records o Dirty Water, este es uno de los discos más divertidos, directos y honestos del año. Y en el fondo, en el rock, de eso es de lo que se trata, ¿no?