martes, 10 de septiembre de 2013

EL DISCO DE LA SEMANA

THE MONKEES: Pisces, Aquarius, Capricorn & Jones Ltd. (Colgems, 1967; múltiples reediciones en CD, por ejemplo por Rhino en 2011)
El cuarto LP de los Monkees se me antoja el mejor del cuarteto. Los dos primeros están preñados de frescura e intensidad, HEADQUARTERS es el mítico punto de inflexión del grupo y HEAD está bendecido pero al mismo tiempo superado por la acidez lisérgica. Los otros discos son igualmente disfrutables, pero PISCES... tiene algo especial. Además de la tremenda colección de canciones que contiene la psicodelia está presente a lo largo del mismo, ya sea por la forma de afrontar diversos estilos dentro del pop, al modo de los Beatles, así como por un cierto aire de cohesión de las canciones que le da el hecho de que apenas hay tiempo de separación entre ellas. Y la producción de Chip Douglas es ajustada y sobria, sin excesivo relleno que reste inmediatez a las canciones.
Salesman abre el disco y es el particular Taxman de los Monkees, de ritmo incisivo combinado con coros susurrantes, perezosos pero de indudable aire psicodélico. She Hangs Out, de Jeff Barry, es inofensivo bubblegum con coros de pop de inicios de los 60, de grupos de chicas a los que el propio Jeff Barry había proporcionado tanto material. The Door Into Summer es delicioso folk pop, pastoral y soleado, con un inmenso Michael Nesmith a la voz y adornado con clavicordio. 
Love Is Only Sleeping, de Barry Mann y Cynthia Weil es sofisticado pop de ritmo sincopado y espíritu decididamente psicodélico, una de las gemas del álbum, seguida por Cuddly Toy, que continúa con la elegancia en una pieza escrita por Harry Nilsson de influencia beatlesca, enriquecida por unas cuerdas desgraciadamente no todo lo audibles que hubiese sido deseable. La estupenda cara A se cierra con Words, pop que se nos antoja sombrío pero que aumenta progresivamente su intensidad, se ilumina y energiza impulsada por un tremendo Micky Dolenz. Un clásico.
Hard To Believe es la obligatoria inclusión de Davy Jones en el easy listening y el pop melódico, agradable pero prescindible, mientras que What Am I Doing Hangin' 'Round? es country rock con mucha clase cantada por Nesmith, todo un pionero del género. Peter Percival Patterson's Pet Pg Porky es la inevitable broma incluida en casi cada LP de los Monkees que en esta ocasión al menos es corta, y da paso a otro clásico, Pleasant Valley Sunday de Gerry Goffin y Carole King, magnífica y briosa, como casi todas las piezas con Dolenz a la cabeza, y de destacable coda psicodélica. Daily Nightly es una composición totalmente psicodélica de Nesmith con ácida producción de Chip Douglas y masiva utilización de sintetizador Moog a cargo de Dolenz, una novedad en un disco de pop comercial y otra cosa en la que los Monkees fueron casi pioneros. Don't Call On Me es agradable folk pop que el grupo no se toma muy en serio pero que podría haber sido un éxito en manos de los Association o los Five Americans, y cierran el LP con Star Collector, de nuevo de Goffin y King, cantada por un sorprendentemente vigoroso Davy Jones, atrevida tonada sobre las groupies con predominancia de órgano garagero, adornada por el Moog interpretado por Paul Beaver y coda totalmente psicodélica y freak out.
Un disco clásico repleto de diversión y buenas canciones, el cuarto en una sucesión increíble de Lps a cargo de los Monkees (y del ejército de músicos, productores y compositores que les acompañaban!). Pero es indudable que Nesmith, Dolenz, Jones y Tork eran capaces de otorgar todo su carisma a las composiciones y más aún en este disco que continúa la tradición iniciada con HEADQUARTES de implicarse en la instrumentación y la composición. Solo dos canciones del mismo fueron un éxito en single, Pleasant Valley Sunday y Words, pero el álbum en si llegó a un merecido número uno.
David