miércoles, 15 de mayo de 2013

THE MOST: AUTO-DESTRUCTIVE ART!

Después de varios EPs publicados esta banda sueca, orgullosamente mod, presenta su primer álbum editado en CD por su propio sello (The Most Recordings) en colaboración con copaseDisques de Hamburgo. Doce piezas realmente excelentes que conforman un disco brutal, un compendio de sonidos que van de 1965 a 1967 (buen gusto el de estos muchachos) que hoy podría considerarse una pieza clásica, de referencia en la escena mod, si su fecha de edición hubiese sido 1966. Pero somos afortunados que a día de hoy se sigan editando discos de esta categoría, buen gusto e impecable ejecución que siguen aportando mandanga de la buena a la escena mod. 
Las referencias The Most son el abc del rock más agresivo e innovador de mediados de los 60, así que la referencia del título al Arte Autodestructivo, practicado por algunos de los iconos musicales de esos años, como los Move, así como los evidentes guiños al Pop-Art de los Who en muchas de sus canciones no puede ser más acertado.
Esta conexión con los Who se hace evidente en temas como Problems, que suena mucho al Run Run Run de la banda londinense, Really Good con coros a lo Can't Explain, redobles a mansalva e incluso solo de bajo, la frenética I Don't Want It, bailable pieza a lo Shout And Shimmy (favorita en directo de los primeros Who) con incluso metales para acentuar esa energía bailable; Spiderman, instrumental frat-beat-surf mezclado con pop-art con saxo añadido para incrementar el frenesí, al estilo de los Who cuando hicieron suyo la melodía de Batman y Stickin' Out With You, freakbeat basado en una melodía muy bonita endurecida y "ensuciada" con guitarrazos por doquier, redobles, coros, voz solista suplicante... ¡Un tema increíble!
El R&B británico de la fértil cosecha de 1965 es otra referencia como en el caso de DoYou Wanna Know, y en especial se fijan en uno de las bandas punteras de ese sonido: los Pretty Things. She's A Sensation nos traslada a los Pretty Things de 1966-1967 con una pieza que parece querer meterse de lleno en la psicodelia y el recuerdo a los Pretties se hace más evidente con la agresiva forma de cantar que nos recuerda al gran Phil May. Sometime y su ritmo cortante aliviado con los coros nos sigue situando en esa senda, ritmo aupado con la adición de teclados, y demuestra la tremenda capacidad compositiva de los Most con inesperados cambios e imaginativos puentes y solos de guitarra.
Pero The Most no solo se quedan en la música facturada en Inglaterra y recurren a aires más soleados y ácidos, como en I'm Not Your Man y Blow Your Mind que son descargas de incendiario garage, el 60's pop amable y con guitarras folk-rock y coros a lo Turtles en So Wrong y, por si faltaba algo para terminar de conquistarme, recurren con acierto y talento al folk-rock psicodélico de los Byrds en Beat Girl. ¡Fastuoso!
Si yo fuera músico y lograse editar un disco, querría publicar algo así. Pura energía mod y canciones en la línea de los clásicos que tanto nos gustan. Un disco, desde ya, ¡imprescindible! ¡¡A la venta a partir del 17 de mayo!!
David