jueves, 22 de abril de 2010

THE MUGGS: PARECE QUE AL FINAL SÍ

En el blog de la visita de The Muggs a Tenerife nos anuncian que finalmente habrá concierto; las inesperadas y desmadradas consecuencias de la erupción volcánica han hecho que el grupo no haya podido salir de este país!
El concierto será hoy mismo, jueves, pero a una hora que va a impedir que tanto yo como, imagino, mucha gente no pueda asistir. Las 12 de la noche es la hora fijada, una barbaridad para un jueves.
Se podría hacer un esfuerzo, lo sé, pero es demasiado esfuerzo. ¿Por qué el domingo el concierto era a las 9 de la noche y el jueves a las 12? ¿Es que el viernes no se trabaja? Yo por lo menos sí (ya no soy un estudiante que puede salir a trasnochar la noche de un jueves, la verdad).
El comienzo del concierto en el momento en el que cambiamos de día se debe a que antes hay programada una obra de teatro; con todos los respetos para la profesión de cómico, ésta gente viene de USA, merece una hora privilegiada para desarrollar su actuación y me parece cuanto menos excesivo que una persona que paga una entrada que cuesta 15 euros tenga que esperar a que termine una obra de teatro (seguro que no hay que pagar entrada para verla) a las 12 de la noche para disfrutar (entre cabezadas) del concierto. Una falta total de respeto y tacto por parte de los responsables de la sala Honky Tonk. Hay más días que panes, y seguro que se podría colocar a la troupé teatral en otra fecha y manteniendo su hora estelar.
Rabia me da perderme al grupo, pero personalmente me resulta imposible acudir, y además califico mi ausencia como una muestra de desaprobación ante la falta de sensibilidad hacia la música, sus creadores y aficionados.
En todo caso, deseo firmemente que ojalá se llene el local para dar el recibimiento que merece este grupazo y para recompensar el esfuerzo y el trabajo denodado de los promotores del concierto, que sí que merecen que al final este concierto sea una realidad; dicho éxito redundará en que próximamente (ojalá) vengan a visitarnos otros grupos de otros países. Pero, por favor, ¡a una hora apropiada!
David

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿A que en Inglaterra no ponen los conciertos a las 12 de la noche?
Los españoles tenemos miedo a ir a un concierto a las 8 de la tarde, pero lo prefiero, para evitar el sufrimiento de dormir ese jueves 3 o 4 horas, con la de responsabilidades que tengo en el trabajo el viernes por la mañana.
Pa mí que no voy, pena.

magicpop dijo...

Somos el país de la improvisación, lo que importa a la mayoría es quedar bien de cualquier manera, y si las cosas se pueden hacer mal pues se hacen y punto. Sea con los Muggs a con quien sea, qué mas da!. El rock'n'roll ha dejado atrás su aureola de demoniaco, pocos son los que aún insisten de que son sólo ruidos en manos de agentes comunistas que perturban las mentes de nuestros hijos e hijas… ya es sólo divertimento, poca cosa, como los videojuegos y otras "tonterías" propias de la edad del pavo. ¿Qué mas dará poner un concierto a las 12:00 de la noche de un jueves?, ¡porqué no a las 10 de la mañana de un viernes aprovechando el recreo del “insti”!. Ahora, eso sí, el teatro aunque saquen vísceras y desnudos, siempre será cultura de primera y como tal, merece el mejor horario y teatramiento posible. Estamos condenados a pagar más IVA, al ostracismo institucional, a que nos consideren inmaduros, y a sufrir las sinrazones de discográficas, promotores insensibles, críticos seniles y demás papanatas. A su lado, los volcanes con sus nubes de ceniza no son nada, leves inconvenientes que les impiden hacer negocio con nuestras pasiones.

Ánimos, y buen fin de semana
Àlex

Javier dijo...

JAJAJAJA, Hola Alex, ahì te visto fino, sacando la vena y el estandarte. Llevas todas la razòn. Tirando de otras èpocas, y claro està me voy a un pasado que no vivì pero que recreo, existìa la hora del almuerzo, en la cual toda la working class paraba el curro aparentemente para comer aunque sin embargo los chicos de la calle aprovechaban para entregarse por un rato al descontrol y a ràpidas pinchadas en los sòtanos londinenses. No digo con esto que tenga que ser asì, pero si hay que ir a un concierto a las 11:oo de la mañana...se va. Escuché tu entrevista en el cuartelillo y me alegro de haberlo hecho. Fue por casual pero fue. Dices tú de modernismo...Un abrazo y un saludo a Making Time.

ALBERTITO FLEMÁTICO dijo...

Coño, no sean así. La oportunidad surgió de rebote: el jueves los Muggs ya debían estar en USA. Creo que la única posibilidad era ese día esa hora.

Magic: el r,n,r es nada más y NADA MENOS que divertimento. Eso lo sitúa, al menos para mí, en lo más loable de la escala de valores.

Me alegro que lo del sábado estuviese bien. Creo que ningún flema pudo asistir. En mi caso estaba en Zaragoza (en una especie de gynkana: de escenario de una sala a escenario de otra: los Reverendos, luego los Chicos y, por fin, las últimas canciones del concierto que dieron los Posies...).

Un abarazp

magicpop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
magicpop dijo...

Si es así como nos asegura Albertito Flemático, y le creo por supuesto, mis excusas a la organización. El propósito al escribir mi comentario anterior no era criticar a nadie en concreto. Alguien que apuesta por traer a los Muggs a su sala merece ya todo mi apoyo y admiración. En realidad, el problema del concierto anulado de los Muggs comienza con la decisión errónea y precipitada de cerrar el aeropuerto de Barcelona el domingo por la mañana. También es cierto que se abrió al mediodía pero desconozco si a partir de entonces hubo disponibles vuelos hasta Canarias.

Como digo, mi intención no es enfocar un claro enfado, acumulado con los años, hacia ese concierto en particular ni contra la decisión de reubicarlo a una hora en concreto, sino hacia la actitud de instituciones y personas, al margen o no de la música, que consideran al rock and roll como algo prescindible, un ritmo primitivista exclusivo de cierta edad, con ningún trasfondo cultural y destinado a cafres que a la mañana siguiente no trabajan. El rock and roll es divertimento sí, pero tú sabes muy bien que, aunque parezca mentira, cuesta un montón encontrar dos acordes que repetidos suenen a algo divertido y si es posible inteligente. Tan sólo pido respeto y el lugar privilegiado que ocupa en otros países donde el público se divierte igualmente pero a horas más adecuadas para poder mantener un equilibrio razonable entre el ocio y el trabajo.

De todas formas, creo que el concierto fue muy bien y me alegro.

Un abrazo
Àlex

ALBERTITO FLEMÁTICO dijo...

Es que en nuestro país no hay tradición de r,n,r. No hace falta peregrinar a los sagrados lugares del r,n,r que todos tenemos en mente para darse cuenta de que la consideración de esta música que se tiene en otros sitios es bien distinta ... Este verano estuve fugazmente el Helsinki y la música más normal que ponían en cualquier bar era la Credence o Dr. Feelggod. Aparte de que te encontrabas sin querer con tiendas de vinilo y de ropa chachi y la calle estaba llena de tribus urbanas...

En fin, así somos...

Un abrazo