viernes, 12 de junio de 2009

EL DISCO DE LA SEMANA


THE OUTSIDERS: Album #2 (Capitol, 1966)
Un auténtico clásico perdido de pop de los 60 en su expresión más exquisita y ajustada al género. Aquí no hablamos de garage, ni de pop psicodélico, ni del beat generado en las islas británicas. Es pura y simplemente pop, eso sí, con algunas dosis de soul muy bien administradas en fantásticas versiones de clásicos de la Motown.
Los artífices de esta maravilla de disco son los Outsiders, no los holandeses, sino el grupo de Cleveland, Ohio, responsables de un single clásico, el Time Won't Let Me (ver vídeo), conocido por todos y que mereció ser incluido en la mejor recopilación de música pop publicada en la historia, el Nuggets.
Time Won't Let Me estuvo incluida en su primer álbum, pero aquí nos ocupamos de su continuación, un elepé que obtuvo mucho menos reconocimiento (llegó al número 90 de la lista de álbumes norteamericana), once canciones (los discos norteamericanos solían ser, en la época, más cortos e inmediatos que los ingleses) siendo la primera una estupenda versión del (Just Like) Romeo And Juliet, otro clásico de los Nuggets, aderezada con vientos lo que le otorga una mayor fuerza y dinamismo que el original. Le sigue Lost In My World, que no es otra cosa sino una recreación del Time Won't Let Me, pero aún así, sigue sonando gloriosa. La influencia Motown y, por qué no, de los grupos ingleses (en su primer disco incluyeron el Keep On Running de Spencer Davis Group!), se deja notar en la magnífica interpretación de Since I Lost My Baby. Los Action londinenses la hacían de forma muy similar, pero los americanos la embellecen con cuerdas (estos Outsiders incluyeron en sus dos primeros discos varios ejemplos de arreglos de cuerdas sublimes). Otro "Motown nugget" es el Cool Jerk, tan bailable como siempre, y más soul en Oh How It Really Hurts, con unos vientos francamente lujosos, y el clásico de los Isley Brothers Respectable.

Uno de los momentos álgidos del disco es una composición propia del grupo, un midtempo de gran belleza y serenidad, I Will Love You, que contrasta con el pop-soul uptempo de Lonely Man, una joya del Northern Soul ultra bailable aún por descubrir! Completan la colección de canciones más pop cuasi garagero y pre-bubblegum, Hanky Panky, el pastiche de Chuck Berry Wine Wine Wine, evidentemente el momento más flojo del álbum, y para cerrarlo Backwards, Upside Down, más pop soulero irresistiblemente catchy.

Uno de los discos más divertidos y perfectos en su estilo que he escuchado en mucho tiempo, nunca ha sido editado en cd (salvo versiones que se pueden encontrar por ahí, digamos, "no oficiales") ni reeditado en vinilo, del grupo se pueden encontrar recopilatorios como éste del grupo que incluyen algunas, no todas, las canciones del disco.
by David





2 comentarios:

Anónimo dijo...

De Cleveland han salido buenos grupos. Es un buen sitio.
AH! Felicidades por el ascenso del Tenerife, lo tenían merecido.

cultura_sixties dijo...

sin duda para mi la mejor rola es lost in my world y como tu comentario anterior esta muy bien dicho la concion gemela de time won´t let me muy de moda en esos dias en los estados unidos " o sea hacer una rola paresida a la cual ya se habia tenido un exito anterior" que mejor ejemplo que este hermano.