viernes, 20 de abril de 2012

EL DISCO DE LA SEMANA

MOBY GRAPE: Moby Grape '69 (Columbia, 1969; reedición con bonus tracks de Sundazed, 2007)
He tenido a Making Time un poco abandonado últimamente, pero qué mejor que retomar la actividad con un buen disco, no una obra maestra pero, caramba, qué difícil resulta crear algo aparentemente tan sencillo como un buen disco.
Moby Grape fueron los primeros en ser lanzados como representantes del sonido del rock de San Francisco, pero rápidamente pasaron a la segunda división del rock psicodélico californiano, por lo menos en el imaginario colectivo y en los amplios círculos fuera de los más entendidos en estos tipos de sonidos, que aún enarbolan a los Grape como un grupo de talentosos músicos con discos repletos de buenas canciones.
Éste, el tercer LP de la banda ya establecida como cuarteto después del abandono de Skip Spence, no es su mejor disco, pero es una honrada y agradable colección de canciones cortas, en una época (1969) en la que ya empezaba a predominar en el ámbito del rock el gusto por los excesos en cuanto a duración y complejidad de las canciones. La calidad en las composiciones del grupo y su entusiasmo en las interpretaciones se mantiene a lo largo de las doce piezas incluidas en el larga duración, destacando la ausencia de pretenciosidad de los músicos y su habilidad intacta desde sus comienzos para los armonías vocales a cuatro voces.
Ooh Mama Ooh abre el disco, inusual pieza para tal cometido, un boogie rock cantado desapasionadamente con toque novelty en el acompañamiento vocal, que deja paso a terrenos más conocidos y dominados por los Grape en Ain't That A Shame, puro pop de la Costa Oeste construido a base de guitarras acústicas. I Am Not Willing es una gema, un ritmo pausado marcado por el piano y adornado por una guitarra levitativa. It's A Beautiful Day Today podría estar en cualquier disco de un singer-songwriter californiano de los que abundaban en la década entrante, con un buen estribillo y en la que se puede percibir por momentos una red de guitarras acústicas, quizá de mandolina también, que se teje al fondo de la composición.
Hoochie es un blues poderoso que recuerda a Hey Grandma, uno de los clásicos de su primer disco (MOBY GRAPE, 1967), y Trucking Man permanece en esa estela sónica gracias al boogie con guitarras "puntiagudas" de esta canción de carretera con un solo entrelazado de piano barrelhouse y guitarra. If You Can't Learn From My Mistakes es buen country rock a lo Byrds y Captain Nemo es rock de Frisco rico en armonías vocales. What's To Choose es una de las grandes canciones de este disco, similar en espíritu a I Am Not Willing, con una fuerte influencia de los Buffalo Springfield en la estructura del tema y la forma de cantar. Going Nowhere nos recuerda a los primeros Grape, psicodelia de la Costa Oeste con sentimiento country y guitarras levitativas y un ataque furibundo del batería Don Stevenson a su hi-hat. Seeing concluye el disco, una sensacional pieza de rock psicodélico a lo Steve Miller Band con ritmo cambiante interpretada con rabia y pasión, única composición del gran Skip Spence presente en el LP.
Esta reedición incluye como bonus grabaciones que oscilan de simples demos de las canciones de este MOBY GRAPE '69 a temas completamente elaborados grabados entre 1967 y 1968, como Soul Stew (el particular Mr. Soul de los Grape) y You Can Do Anything, un esbozo del talento de Skip Spence.
David