jueves, 4 de marzo de 2021

TROBADORES ELÉCTRICOS: EARTHLY PARADISE, EL LP DE DEBUT DE ANANDAMMIDE!

El blog de Making Time parece sólo reactivarse por circunstancias muy especiales, y ésta es una de ellas: compartir cuánto nos ha encandilado EARTHLY PARADISE, el disco de debut de Anandammide, grupo asentado en París y liderado por el cantante y multiinstrumentista Michele Moschini (solista de Floating State, grupo progresivo italiano que bien merece una escucha) que ha facturado una colección de once canciones, pequeñas piezas de orfebrería sonora sumergidas en el ácido del folk psicodélico y el progresivo más bucólico.
Ellos mismos proclaman que cantan "sobre el amor, ateismo, soledad, utopía, anarquismo y la tragedia humana y escriben canciones en la tradición del folk psicodélico de finales de los sesenta y el rock progresivo de la escena de Canterbury", además de poner música a visiones inspiradas por el activista y artista multidisciplinar William Morris, de quién incluso toman sus escritos para la letra de Singer Of An Empty Day y para el título del LP editado por Lizard Records.
Michele Moschini (foto tomada de su facebook)
Precisamente esa canción abre el disco y desde esos primeros acordes somos conscientes de los senderos de folk misterioso por donde van a discurrir las canciones; acompañando el recitado de las palabras de Morris, Anandammide expone un sobrio pero al tiempo elaborado e hipnótico acompañamiento musical a base de guitarras, flauta y una austera percusión. En Earthly Paradise un sintetizador apoya la melodía en la que irrumpen el cello y el bajo, y la voz de Moschini se acerca al tono del Donovan más folk. Algunas reminiscencias sonoras acercan a Anandammide a proyectos de recuperación de sonoridades ancestrales trayéndolas al rock como fueron Circulus, pero sin duda su inspiración en lo musical se encuentra en la escena del folk psicodélico del cambio de décadas entre los 60 y los 70.
Lady Of The Canyon y Anandi continúan esa senda del folk ácido en las que suaves voces nos mecen mientras ocasionales detalles de sintetizadores nos sorprenden e incluso aportan un cierto toque siniestro, mientras que Porsmork, Electric Troubadour o Pilgrims Of Hope aportan aires ancestrales y musicalidades medievales y renacentistas combinadas con relajadas ragas cósmicas y paganismo. Vamos, para escuchar junto a los mejores discos de la Incredible String o Jan Dukes de Grey.
Satori In Paris me retrotrae a los momentos más cósmicamente reflexivos y calmados de Pink Floyd y de Syd Barrett en especial, así como la bellísima Syd, en tanto que en Iktsuarpok aparece una guitarra a lo Fairport Convention adornando sus intensos giros melódicos. El viaje alucinógeno de EARTHLY PARADISE se cierra con Colette The Witch en la que la percusión y la flauta introducen una preciosa melodía, mientras que el tembloroso Moog le aporta buenas dosis de paganismo sonoro.
Disponible en descarga digital, CD y LP a  través del bandcamp de Anandammide, EARTHLY PARADISE nos adentra en contextos sonoros y líricos de gran belleza y lisergia reposada, bucólica, de tiempos pasados en los que la naturaleza dominaba al hombre y le ocultaba muchos de sus secretos y era el verdadero objeto de culto. El folk ácido tiene ahí su origen y fundamento y Anandammide son sus nuevos adalides!
David

martes, 8 de diciembre de 2020

ATENCIÓN! Mañana 9 de diciembre!!
Todo un honor ser invitado por el Top DJ Jokin Misterklin para acompañarle en una de sus alucinantes sesiones online. Estará dedicada a discos editados, y canciones concebidas, en 1967!

Será a partir de las 19:00 horas (18:00 GMT) y como siempre se podrá seguir a través de la página de facebook de En Tu Casa O En La Mía?!

https://www.facebook.com/En-TU-CASA-O-En-La-M%C3%8DAVirtual-weekly-special-meeting-with-guests-106522987743469/

David

viernes, 4 de diciembre de 2020

EL 45 RPM DE LA SEMANA

THE HOLLIES: Jennifer Eccles / Try It (Epic, 1968)
The Hollies merecen su lugar entre la aristocracia del pop británico de la década de los 60 (aunque en los 70 siguieron facturando discos con momentos majos) y no solo por su impacto comercial, que fue mucho, sino por su pasmosa habilidad para crear melodías y estribillos infecciosos. Si a eso le sumamos la búsqueda de sonidos más aventurados entre 1966 y 1968, mi etapa favorita del grupo, las cotas de excelencia alcanzadas por los Hollies fueron más que relevantes.
La elección de este single como protagonista de esta sección del blog no la encontramos en su cara A, un pequeño clásico dentro del repertorio del grupo, sino en el otro lado, pero ahora nos adentramos en profundidad en el despiece de estas dos composiciones.
Jennifer Eccles se vino a sumar a la tradición de los de Manchester de singles de éxito con nombre de mujer iniciada con Carrie Anne (bueno, Lucille apareció en 1964 pero esta versión de R&B no la sumamos a las otras canciones de delicioso pop) y seguida por Dear Eloise, ambas de 1967. En 1968 Jennifer se sumó a la tradición, pop, sencillo, elegante y muy comercial con un pie en el bubblegum en el que destacan las armonías vocales marca de la casa. Sorry Suzanne llegó en 1969 para continuar la tradición, pero no alcanza los niveles de maravilla de sus precedentes.
El pequeño hit mundial que fue Jennifer Eccles se acompañó por Open Up Your Eyes como cara B en la mayoría de países, incluyendo Gran Bretaña, pero las compañías que lanzaron este disco en Estados Unidos, Alemania, Francia, Australia, Nueva Zelanda y Canadá decidieron aportar por Try It como reverso, la verdadera estrella de esta reseña. 
Try It supone uno de los momentos más psicodélicos del grupo, impulsado por Graham Nash y que formó parte originalmente de la obra magna de los Hollies, el LP BUTTERFLY de 1967. Sólo podemos encontrar Try It a 45 RPM en este single y en un precioso EP español publicado por Odeon con cuatro de las piezas más psicodélicas de aquel BUTTERFLY.
El EP con Try It
Try It se inicia con sonidos cósmicos y de inmediato aparece ese bucle de cinta al revés que acompaña a la melodía a lo largo de sus tres minutos, apuntalado por un bajo muy marcado y los bongos como percusión, guitarras acústicas y eléctricas en el puente en el que vuelven a aparecer los destellos sonoros de ciencia ficción, y coros que se alargan en los estribillos al estilo más innovador del momento, además de una letra totalmente lisérgica ("It's beautiful, seeing all the colors of the rainbow, beautiful, covering the people that we know").
Uno de los últimos singles editados de los Hollies con Graham Nash a bordo, que con su marcha en busca de las perfectas melodías y de una mayor libertad creativa y vital provocó que el grupo perdiera a su principal impulsor psicodélico en una etapa no tan fructífera en lo comercial pero fascinante en lo musical, convertidos en campeones del popsike!
David

jueves, 26 de noviembre de 2020

THE CHEMISTRY SET: EL RETORNO DE LOS EMBAJADORES DE LA PSICODELIA!

Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Este blog vuelve a renacer de forma inesperada y, como siempre, con una buena noticia: los legendarios The Chemistry Set, presentes desde hace unos años en el blog con su sucesión de lanzamientos siempre rebosantes de psicodelia y vibrantes colores para cuerpo, y alma, vuelven con una nueva referencia, un single que aparecerá a principios de 2021 en el californiano sello Hypnotic Bridge Records, una referencia imprescindible en la psicodelia de raigambre sixties con grupos en su escudería como The Creation Factory, Electric Looking Glass, Reverberations o Higher State.
El artefacto sonoro de siete pulgadas que han urdido The Chemistry Set para regalar al mundo psicodélico se abre con Paint Me A Dream; desde la intro nos asalta una guitarra con reverb, y la pieza se construye a base de un muro de guitarras combinadas con voces de tendencia ascendente en la mejor tradición psych, un ritmo sincopado ácido y una coda orientalizante y psicodelizante cuyos lalalas nos arrebatan la razón!
Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Para la cara B se reservan una versión de Mark Fry, oscuro trovador con un LP de culto editado en 1972; The Chemistry Set rinden así homenaje a la mejor tradición de folk ácido británico: The Witch se inicia con Mellotron y un cántico propio de misa negra, dando lugar a un entramado de guitarras acústicas, flauta y echo en las voces que le aporta un aura de misterio al sonido resultante; la pieza acaba desembocando en un aquelarre eléctrico y percusivo!
En Making Time esperamos con ansias este artefacto en formato físico, del siempre coleccionable sello Hypnotic Bridge. Por supuesto la buena nueva de su publicación será debidamente compartida, y mientras celebramos con jolgorio reverberante el retorno de The Chemistry Set!
David

miércoles, 1 de julio de 2020

LOS DESTELLOS PÚRPURAS DE LARRY'S REBELS!

Lanzado al mercado por RPM Records en 2015, este disco recopilatorio es seguramente el primer contacto con los neozelandeses Larry's Rebels de muchos aficionados al Pop 60's, y he de decir que en mi caso ha sido tremendamente impactante. ¡Qué repertorio, repleto de las mejores influencias británicas! Y qué energía y prestancia instrumental, perfectamente trasladada a estas grabaciones en el estudio. Una delicia la escucha de los veinticinco cortes incluídos en el disco que recorren buena parte de la discografía de Larry's Rebels, al menos lo más representativo, y que me ha reconectado en buena medida con el sonido post-beat de 1966-1969, primer acercamiento de muchos de nosotros a los sonidos de los 60 junto al R&B en nuestros años formativos.
Foto extraída de audioculture.co.nz
El disco se inicia con el primer single beat de 1965 de los Larry's Rebels, pero la cosa se pone realmente interesante con el cuarto y su versión del It's Not True de los Who, con todos los elementos del remolino sonoro del original en una estruendosa versión, incluso con piano a lo Nicky Hopkins y presentando la gran novedad del sonido de los Rebels en sus lecturas de composiciones británicas, el órgano, complementando al piano a la perfección y aportando más matices a la melodía; los guitarrazos dignos de Pete Towshend de rigor también están presentes. Su influencia británica se evidencia en otra de sus elecciones, What Am I To Do, clásico pop norteamericano incorporado al repertorio R&B de cualquier grupo de habla inglesa que se precie y muy fiel a la versión de Manfred Mann
El soul y lo que los grupos mods ingleses grababan fue el siguiente objetivo para el nuevo y trascendental single, con I Feel Good, tratamiento con órgano garagero y bajo taladrante, aprendida (y casi mejorada) de los Artwoods, y en la otra cara nada menos que Whatcha Gonna Do 'Bout It, fiera grabación equiparable a la de los Small Faces. I Feel Good fue su mayor éxito hasta el momento en su isla natal!
En 1967 siguen en la tónica demostrando que están a la última respecto a lo que viene de Inglaterra y atacan el Painter Man de los Creation, desbordante de Fuzz y la letra cantada con desgana y chulería. Acorde a los tiempos que corrían, en Let's Think Of Something suavizan algo el sonido y optan por el pop psicodélico compartiendo el single con Stormy Winds, balada a lo Walker Brothers que palidece respecto a Painter Man. Otro hit en Nueva Zelanda, fue regrabada así como Painter Man para el mercado australiano, pero me quedo con las primeras versiones de ambas, con un sonido más potente; además el órgano fantasmagórico de Let's Think Of Something casi desaparece en la versión australiana. Para ese single grabaron un vídeo promocional en el que aparecen uniformados al estilo de los Easybeats, con sus trajes cada uno de un color, cosa que no se aprecia en el blanco y negro de la grabación.
De su único LP (A STUDY IN BLACK, 1967) esta recopilación incluye Flying Scotsman, adaptación del Train Kept A-Rollin' aprendida del mismísimo Jimmy Page en la gira compartida con los Yardbirds, un original muy soulero interpretado con la potencia de los Small Faces (Shakin' Up Some Soul), una intensa Inside Looking Out con un excelente trabajo de la base rítmica introduciendo variaciones sobre el original, y otra pieza propia, Speak My Mind, que perfectamente podría ser de los primeros Moody Blues.
Foto extraída de audioculture.co.nz
Dream Time fue su siguiente y magnífico 7", popsike en la que unos arreglos psicodélicos sustituyen al órgano garagero y con un cierto aire a los Move, influencia creciente en el grupo, sobre todo en las armonías vocales y coros, acompañada en la cara B por una arrolladora versión de los Easybeats, I'll Make You Happy, al que el pulsante sonido de las guitarras se suma su caractarístico teclado. Otro disco triunfal fue su single Fantasy / Coloured Flowers de 1968. En la cara A nos deleitan con un pequeño ejemplo de Toytown Pop (qué versatilidad!) y por su parte Coloured Flowers es una magnífica pieza freakbeat que sobre un ritmo soulero despliega guitarra con efectos, poderosa y machacona base rítmica... un single a buscar! Halloween y Everybody's Girl sigue en la línea de un sonido más sofisticado y pop, al igual que su delicioso jingle para Coca-Cola con una producción grandilocuente incluyendo metales... se ve que la compañía de refrescos pagaba la sesión!
Foto extraída de audioculture.co.nz
El último single con Larry Morris como vocalista ya en 1969 fue Mo'reen / By The Time, tirando en Mo'reen hacia un rock comercial de influencia norteamericana al estilo de las grabaciones finales de los Easybeats, siendo By The Time una bonita balada beat aunque algo fuera de lugar en 1969.
Sin Larry y con nuevo vocalista The Rebels grabaron un nuevo LP que continúa en esa línea de su anterior 7" de fijarse más en USA que en UK, con especial hincapié en los Rascals, influencia que tantos y tantos grupos adoptaron en esos años: influencias soul, el uso del teclado, las inflexiones vocales y coros... evidentísimo en My Son John o Passing You By.
Un disco tremendamente recomendable, y tremendamente excitante y divertido. Ojo, no es la obra completa del grupo, pero es una visión del mismo y de su corta pero emocionante carrera perfectamente adecuada para descubrirles a nuevos fans como yo mismo!
David
¡Consigue I Feel Good: The Essential Larry's Rebels 1965-1969 en Amazon a través del siguiente enlace!

lunes, 11 de mayo de 2020

MAGICK BROTHER & MYSTIC SISTER: MÚSICA TRIBAL PARA MENTES EN EXPANSIÓN

Desde Barcelona y desde 2019 veníamos oyendo ese enigmático nombre y poco a poco iban cayendo gotas musicales en el océano de las redes sociales cuyas vibraciones anunciaban folk ácido, jazz rock setentero, paganismo y exotismo psicodélico. Todo un cóctel de influencias a cuál mejor, así que la expectación alrededor de Magick Brother & Mystic Sister no hacía, evidentemente, más que aumentar. 
Y tras un año aquí ya casi está el debut su debut en larga duración, cuyo adelanto he podido escuchar gracias a la buena gente de The John Colby Sect, y que será oficialmente lanzado al mercado el doce de Junio editado junto a Sound Effect Records. Suena a tópico decir que, en estos tiempo extraños y de inquietud en la que hemos sido arrojados fuera de la cotidianidad de nuestras vidas, nueva música como la de Magick Brother & Mystic Sister viene a alumbrar un poco tan oscuro camino, pero aún así no hay que perder de vista que incluso en un transcurrir normal de nuestras vidas este LP sería uno de los indiscutibles discos del año.
Fotos extraídas del facebook de Magick Brother & Mystic Sister
A lo largo de diez cortes se amontonan, elegantemente, estilos hábilmente traducidos a melodías hipnóticas. Traffic, The Fool, Mellow Candle o evidentemente Gong, a los que hacen un guiño en el propio nombre del grupo, se asoman sonoramente a lo largo del minutaje y se fusionan con las bandas sonoras cargadas en ácido de, por ejemplo, Dave Grusin.
Así, tenemos folk progresivo y jazz rock en temas como Utopia o Echoes From The Clouds en las que se entrelazan teclados, guitarras, percusiones, etéreas voces y flauta y que llegan a embarcarse en un viaje progresivo de sintetizadores cósmicas y guitarras expansivas, mientras que en The First Light o Les Vampires echan mano de guitarras espaciales a lo Pink Floyd que se desarrollan sobre ritmos perezosos y cautivadores y voces de acuosa psicodelia en lo que son las piezas de raigambre más tardo-sixties y psicodélicas del disco.
El jazz rock de bandas sonoras de películas noir y underground 70s resuena en piezas como Waterforms, Movement 2 o Instructions for Judgement Visions: bongos, insinuantes flautas, bajos percusivos, teclados eléctricos y cierto impulso funk crean tapices fascinantes y misteriosos, enriquecidos por ocasionales apariciones del Mellotron abrazando todo el sonido creado por Magick Brother & Mystic Sister.
Yogi Tea y Love Scene ceden protagonismo al órgano en piezas de animado jazzy R&B, mientras que la sorprendente y experimental Arroyo del Búho es un singular instrumental en la que piano, flauta y efectos sonoros discurren hasta que rompe en una total paleta de instrumentos bañados en ambientación orientalista.
Muchos son los discos de jazz o de músicas inspiradas en bandas sonoras "retro" en los que se han intentado acercamientos a posicionamientos estilísticos de décadas pasadas, pero la conjunción de folk, psicodelia, progresivo y jazz rock que se nos ofrece en este disco, y el sonido obtenido con una producción que va a brillar incluso más en soporte físico, hacen del debut de Magick Brother & Mystic Sister uno de esos objetos mágicos y místicos que permiten viajar sin moverse del sitio.
El doce de Junio será la fecha de edición de este fascinante artefacto sonoro, y ya se puede realizar el pre-order en la web de John Colby Sect en dos versiones, una de vinilo negro y otra transparente, ambas en edición limitada que se convertirán en inmediatos objetos de -pagano, espero- culto.

David

lunes, 13 de abril de 2020

ARTIFICIAL ENERGY 1967-1972



1. THE BYRDS: Artificial Energy
2. ELMER GANTRY'S VELVET OPERA: Flames
3. THE MIRAGE: Hold On
4. THE NASHVILLE TEENS: Last Minute
5. THE PRETTY THINGS: Mr. Evasion
6. DYNASTIE CRISIS: Vivre Libre
7. MÁQUINA!: Lands of Perfection
8. NITE PEOPLE: Love, Love, Love, Love, Love
9. DENNY LAINE: Say You Don't Mind
10. CARAVAN: Love To Love You
11. HAWKWIND: Silver Machine
12. THE PINK FLOYD: See Emily Play
13. CRASH: Last Week
14. THE PAUPERS: Think I Care
15. THE RATTLES: Geraldine
16. THE DAVE CLARK FIVE: Maze of Love
17. THE ASSOCIATION: Pandora's Golden Heebie Jeebies
18. OCTOPUS: Thief
19. THE ELECTRIC PRUNES: The Great Banana Hoax
20. LES BAROQUES: Love Is The Sun
21. ASTERIX: Look Out
22. THE TOWER: Slow Motion Mind
23. SPOOKY TOOTH: Love Really Changed Me
24. FABLE: She Said Yes
25. VIGRASS: Flying

miércoles, 11 de marzo de 2020

EL 45 RPM DE LA SEMANA

THE LORDS: Gloryland / Raindreams (Columbia, 1967)
Los alemanes Lords tenían el potencial para ser los Paul Revere & The Raiders germanos y no sólo por los atuendos militares decimonónicos que solían llevar en determinadas etapas de su carrera en los 60. En directo tenían una interesante potencia guitarrera y solían adaptar recientes clásicos del rock, pero en sus singles, y cada vez más conforme avanzaba la década, solían gustar de incluir insulsas, y tontorronas, cancioncillas pop demasiado comerciales. Eran una especie de Dave Dee & Cía pero sin la gracia de los ingleses.
Con esa perspectiva tan poco prometedora, ¿qué podría ofrecernos un single de los Lords de 1967? Pues medio disco magnífico, ya que la cara A, Gloryland, es otra prescindible muestra de good old time music y de music hall. Pero amigos y amigas, la cara B, Raindreams, es Pop-Art de primera, con feedback en los primeros acordes, guitarras afiladas, actitud agresiva y parte vocal a lo Richard Shirman de los Attack, puente con rave-up de redobles y guitarras distorsionadas y voces en falsete que se reconducen a un estribillo pegadizo.
El grupo por aquel entonces comenzaba su mutación estética acorde a los tiempos; abandonaban los cortes de pelo al estilo Príncipe Valiente y adoptaban otros más mod, aunque aún iban uniformados, e intentaban pequeños experimentos sonoros satisfactorios como éste aunque pronto se recondujeron a una insulsa e inofensiva comercialidad.
Raindreams es una excelente muestra de la influencia de las bandas británicas como The Who en el continente, y es que The Lords habían compartido gira con éstos y con los Kinks. Compuesta por el guitarrista del grupo Rainer Petry y también incluída en su LP GOOD SIDE OF JUNE (THE LORDS IV), se puede encontrar de forma fácil en los mercados habituales de discos de segunda mano por el precio de un café.
David