martes, 7 de septiembre de 2021

LA DESPEDIDA SONORA DEL VERANO, CON EL NUEVO SINGLE DE THE FERNWEH!

The Fernweh, de los que empezamos a oír interesantísimas cosas en 2017 como señalábamos en su momento en el blog, y que en 2018 lanzaron su magnífico disco de pop de aires psicodélicos, experimentación y melodías memorables, pero desde un posicionamiento sónico atemporal, regresan con un nuevo single digital, End Of The Summertime, exquisito pop que se balancea suavemente en los últimos retazos de la estación; elegantes coros e instrumentación se van sucediendo en la melancólica pieza, hasta que llegamos a una coda rompedora y extraña, una visión distorsionada del siglo XXI del Summertime Blues de Eddie Cochran.
Es estupendo volver a tener nueva música de The Fernweh, siempre sorprendentes e interesantes en sus propuestas sónicas. Acompaña al single un vídeo rodado, como no, en su Liverpool natal. Seguiremos atentos a los nuevos lanzamientos, ojalá que en formato físico, de The Fernweh...
David

lunes, 12 de julio de 2021

EL 45 RPM DE LA SEMANA: RANDALL'S ISLAND!

Randall's Island: Life In Botanical Gardens / Brother People (Polydor, 1970)
Mi historia con este disco es la típica en la que, buceando por el stock de un vendedor de Discogs, encuentro un single de 1970 cuyo intérprete no me dice nada, pero el título de la canción no deja de intrigarme, y es que Life In Botanical Gardens podría ser fácilmente uno de los mejores títulos dentro del folk psicodélico o incluso del rock progresivo! Pero ese título tampoco me sonaba de nada, así que procedí a buscarlo para escucharlo. Esa cara A hizo que me decidiera a comprarlo y ocupar en la cesta de la compra el espacio destinado a otro 7"!
Si la historia de cómo llegué a este disco, o cómo él llegó a mi, es un poco curiosa no lo es menos la de sus intérpretes, y la confusión que puede generar para el aficionado o coleccionista. Empecemos por quién le da nombre al grupo, Elliott Randall, guitarrista de New York que era amigo de Walter Beckett y Donald Fagen de Steely Dan y con quienes grabó demos como guitarrista, lo que ya me flipa debido a mi devoción total por los Dan. Incluso fue invitado a unirse a la banda tras participar activamente en la grabación de los tres primeros discos, pero al marcharse éstos a California, Randall declinó la oferta.
Pues bien, Elliott Randall grabó en 1970 un LP de blues rock titulado Randall's Island y editado por Polydor y en el que se incluían las dos canciones que fueron extraídas para este single, un disco de 7" que sólo fue lanzado en Australia y en Alemania (en dos versiones, una promo que es la que me he agenciado). Lo realmente extraño y que puede llevar a confusión es que el single fue acreditado a Randall's Island, el título del LP, en lugar de Elliott Randall. De hecho, y tras dos años de silencio, apareció otro LP esta vez sí con Randall's Island como intérpretes, único álbum editado bajo este nombre, y no volvemos a saber nada de nuestro protagonista hasta un nuevo LP en solitario en 1977, aunque durante todo ese tiempo no paró de trabajar de músico de sesión con casi cualquiera que pasara por New York. ¡Qué lío!
Una vez aclarado a quién le debemos este artefacto vinílico, hay que señalar que Randall's Island es un disco eminentemente de blues rock, como vemos en la cara B, Brother People, con ciertos ramalazos funk incluidos vientos, y cierto aire en la composición y forma de cantar a los Guess Who. Intenso, bailable y muy bien producido, realmente no estoy en una etapa en la que me interese mucho el blues rock y no hubiese comprado el single por esta canción. 
Life In Botanical Gardens es la pieza estrella del artefacto y cuya melodía no se me borra de la cabeza desde que la escuché por primera vez. Folk bucólico, cantado suavemente a lo Donovan, coros propios de bandas contemporáneas de rock progresivo, tratamiento acústico aunque la base rítmica es contundente y dinámica, flauta que le da el toque perfecto de ambiente folkie y campestre y un Moog que termina de aportar un ambiente de sofisticado encanto a la pieza. Psicodelia un poco tardía que me sorprende no sea más reivindicada por los connoisseurs, quizás sea por estar la canción en un LP de sonido tan distinto a Life In Botanical Gardens.
Polydor le proporcionó cierto empujón a la banda, sobre todo en Alemania, donde incluso le grabaron un clip promocional en su visita al país, pero no pasó nada. Randall siguió prestando su guitarra para múltiples grabaciones y sigue vivo y bien, activo en redes sociales y con su página web.
David

viernes, 7 de mayo de 2021

DESTILANDO ESENCIAS DEL MEJOR POP 60s EN EL PRIMER LP DE ELECTRIC LOOKING GLASS: SOMEWHERE FLOWERS GROW!

Hace justo dos años que apareció el primer single de Electric Looking Glass y la escena 60s internacional se vio sacudida por la llegada de estos cuatro californianos, dandies en su vestimenta y en su gusto por algunos de los sonidos más elegantes y arrebatadores del rock surgido hace más de cincuenta años, ésto es, pop barroco, psicodelia y folk rock eminentemente de la Costa Oeste pero con buenas dosis de beat británico, desarrollados en composiciones propias llamadas a convertirse en nuevos himnos sentimentales de los aficionados a estas músicas.
Pues bien, anticipado desde hace meses por el sello We Are Busy Bodies llega el primer LP de Danny, Arash, Brent y Johnny, SOMEWHERE FLOWERS GROW, once canciones envueltas en un fantástico envoltorio físico de estética absolutamente Pop que aúna todo lo que podemos esperar de un disco de pop barroco y popsike elaborado con gusto y talento.
SOMEWHERE FLOWERS GROW incluye tres canciones ya conocidas ya que fueron lanzadas previamente en los dos primeros singles del grupo: Death of a Season fue el primero de ellos con su guitarra herencia del rock de la Costa Oeste (aunque percibo cierta influencia actual en la misma, como la de unos The Ripe), y todo el poso dramático y los teclados característicos de The Zombies mientras que Daffodil Tea Shoppe y Dream a Dream conformaron su segundo 7", la primera con piano introductorio y bellísima melodía a lo Left Banke y guiño al music hall de los años 20 totalmente beatlesco, y el saltarín popsike de Dream a Dream con la siempre agradecida presencia del clavicordio y el órgano en conjunción con los coros también beatlescos.
Las otras ocho canciones son nuevas, anticipadas por el single (lamentablemente solo digital) de Purple, Red, Green, Blue & Yellow, perfecto pop de 1966 con un toque ácido en el estribillo y sus efectos psicodélicos, y las guitarras inspiradas por los Byrds. ¡Un clásico moderno!
Find Out Girl presenta tonos más oscuros con su ritmo machacón impuesto por la batería y la guitarra folk rock, además de su intensa coda, mientras que Rosie in the Rain, segundo single del LP, es pegadizo cuasi-bubblegum, good time music con un filo psicodélico, delicioso hook de guitarra e imprevisto puente que aporta mucha fuerza a la canción. Don't Miss the Ride ahonda en los experimentos de pop barroco post-67, muy sentida y con emocionante interpretación vocal. El soporte instrumental psicodélico nos retrotrae a Left Banke aunque la interacción de teclado con base rítmica a lo largo de la pieza pero sobre todo en la coda recuerda a los pioneros de ese sonido, Procol Harum (bien!).
Holiday abre la cara B con más melodías infecciosas y popsike adornado de cierto orientalismo; Gift To You es una relajada pieza puntualizada por el teclado, soft rock muy Costa Oeste, con el Mellotron enriqueciendo toda la atmosférica pieza. Una pequeña joya de orfebrería pop.
Motor Car es una sensacional muestra de elaborado pop elaborado: todo es sonoramente muy interesante, el piano, órgano, guitarra y los giros melódicos, y puede ser la que más se sale del estilo establecido en el álbum. Cierra este primer disco a 33 1/3 RPM de Electric Looking Glass If I Cross Your Mind, sofisticado y elegante beat-popsike, quizá con alguna influencia de Harry Nilsson, y con un puente centrado en el piano maravillosamente barroco pop.
La primera edición del LP se agotó pero aún pueden conseguirse sucesivas ediciones en vinilo o en formato digital a través del bandcamp de We Are Busy Bodies de lo que supone ya una pieza de referencia en el pop 60s facturado en los últimos años que junto a los dos singles previos componen una impecable discografía a cargo de una banda total y abiertamente entregada a las formas de arte del período mágico entre 1965 y 1969!
David

jueves, 4 de marzo de 2021

TROBADORES ELÉCTRICOS: EARTHLY PARADISE, EL LP DE DEBUT DE ANANDAMMIDE!

El blog de Making Time parece sólo reactivarse por circunstancias muy especiales, y ésta es una de ellas: compartir cuánto nos ha encandilado EARTHLY PARADISE, el disco de debut de Anandammide, grupo asentado en París y liderado por el cantante y multiinstrumentista Michele Moschini (solista de Floating State, grupo progresivo italiano que bien merece una escucha) que ha facturado una colección de once canciones, pequeñas piezas de orfebrería sonora sumergidas en el ácido del folk psicodélico y el progresivo más bucólico.
Ellos mismos proclaman que cantan "sobre el amor, ateismo, soledad, utopía, anarquismo y la tragedia humana y escriben canciones en la tradición del folk psicodélico de finales de los sesenta y el rock progresivo de la escena de Canterbury", además de poner música a visiones inspiradas por el activista y artista multidisciplinar William Morris, de quién incluso toman sus escritos para la letra de Singer Of An Empty Day y para el título del LP editado por Lizard Records.
Michele Moschini (foto tomada de su facebook)
Precisamente esa canción abre el disco y desde esos primeros acordes somos conscientes de los senderos de folk misterioso por donde van a discurrir las canciones; acompañando el recitado de las palabras de Morris, Anandammide expone un sobrio pero al tiempo elaborado e hipnótico acompañamiento musical a base de guitarras, flauta y una austera percusión. En Earthly Paradise un sintetizador apoya la melodía en la que irrumpen el cello y el bajo, y la voz de Moschini se acerca al tono del Donovan más folk. Algunas reminiscencias sonoras acercan a Anandammide a proyectos de recuperación de sonoridades ancestrales trayéndolas al rock como fueron Circulus, pero sin duda su inspiración en lo musical se encuentra en la escena del folk psicodélico del cambio de décadas entre los 60 y los 70.
Lady Of The Canyon y Anandi continúan esa senda del folk ácido en las que suaves voces nos mecen mientras ocasionales detalles de sintetizadores nos sorprenden e incluso aportan un cierto toque siniestro, mientras que Porsmork, Electric Troubadour o Pilgrims Of Hope aportan aires ancestrales y musicalidades medievales y renacentistas combinadas con relajadas ragas cósmicas y paganismo. Vamos, para escuchar junto a los mejores discos de la Incredible String o Jan Dukes de Grey.
Satori In Paris me retrotrae a los momentos más cósmicamente reflexivos y calmados de Pink Floyd y de Syd Barrett en especial, así como la bellísima Syd, en tanto que en Iktsuarpok aparece una guitarra a lo Fairport Convention adornando sus intensos giros melódicos. El viaje alucinógeno de EARTHLY PARADISE se cierra con Colette The Witch en la que la percusión y la flauta introducen una preciosa melodía, mientras que el tembloroso Moog le aporta buenas dosis de paganismo sonoro.
Disponible en descarga digital, CD y LP a  través del bandcamp de Anandammide, EARTHLY PARADISE nos adentra en contextos sonoros y líricos de gran belleza y lisergia reposada, bucólica, de tiempos pasados en los que la naturaleza dominaba al hombre y le ocultaba muchos de sus secretos y era el verdadero objeto de culto. El folk ácido tiene ahí su origen y fundamento y Anandammide son sus nuevos adalides!
David

martes, 8 de diciembre de 2020

ATENCIÓN! Mañana 9 de diciembre!!
Todo un honor ser invitado por el Top DJ Jokin Misterklin para acompañarle en una de sus alucinantes sesiones online. Estará dedicada a discos editados, y canciones concebidas, en 1967!

Será a partir de las 19:00 horas (18:00 GMT) y como siempre se podrá seguir a través de la página de facebook de En Tu Casa O En La Mía?!

https://www.facebook.com/En-TU-CASA-O-En-La-M%C3%8DAVirtual-weekly-special-meeting-with-guests-106522987743469/

David

viernes, 4 de diciembre de 2020

EL 45 RPM DE LA SEMANA

THE HOLLIES: Jennifer Eccles / Try It (Epic, 1968)
The Hollies merecen su lugar entre la aristocracia del pop británico de la década de los 60 (aunque en los 70 siguieron facturando discos con momentos majos) y no solo por su impacto comercial, que fue mucho, sino por su pasmosa habilidad para crear melodías y estribillos infecciosos. Si a eso le sumamos la búsqueda de sonidos más aventurados entre 1966 y 1968, mi etapa favorita del grupo, las cotas de excelencia alcanzadas por los Hollies fueron más que relevantes.
La elección de este single como protagonista de esta sección del blog no la encontramos en su cara A, un pequeño clásico dentro del repertorio del grupo, sino en el otro lado, pero ahora nos adentramos en profundidad en el despiece de estas dos composiciones.
Jennifer Eccles se vino a sumar a la tradición de los de Manchester de singles de éxito con nombre de mujer iniciada con Carrie Anne (bueno, Lucille apareció en 1964 pero esta versión de R&B no la sumamos a las otras canciones de delicioso pop) y seguida por Dear Eloise, ambas de 1967. En 1968 Jennifer se sumó a la tradición, pop, sencillo, elegante y muy comercial con un pie en el bubblegum en el que destacan las armonías vocales marca de la casa. Sorry Suzanne llegó en 1969 para continuar la tradición, pero no alcanza los niveles de maravilla de sus precedentes.
El pequeño hit mundial que fue Jennifer Eccles se acompañó por Open Up Your Eyes como cara B en la mayoría de países, incluyendo Gran Bretaña, pero las compañías que lanzaron este disco en Estados Unidos, Alemania, Francia, Australia, Nueva Zelanda y Canadá decidieron aportar por Try It como reverso, la verdadera estrella de esta reseña. 
Try It supone uno de los momentos más psicodélicos del grupo, impulsado por Graham Nash y que formó parte originalmente de la obra magna de los Hollies, el LP BUTTERFLY de 1967. Sólo podemos encontrar Try It a 45 RPM en este single y en un precioso EP español publicado por Odeon con cuatro de las piezas más psicodélicas de aquel BUTTERFLY.
El EP con Try It
Try It se inicia con sonidos cósmicos y de inmediato aparece ese bucle de cinta al revés que acompaña a la melodía a lo largo de sus tres minutos, apuntalado por un bajo muy marcado y los bongos como percusión, guitarras acústicas y eléctricas en el puente en el que vuelven a aparecer los destellos sonoros de ciencia ficción, y coros que se alargan en los estribillos al estilo más innovador del momento, además de una letra totalmente lisérgica ("It's beautiful, seeing all the colors of the rainbow, beautiful, covering the people that we know").
Uno de los últimos singles editados de los Hollies con Graham Nash a bordo, que con su marcha en busca de las perfectas melodías y de una mayor libertad creativa y vital provocó que el grupo perdiera a su principal impulsor psicodélico en una etapa no tan fructífera en lo comercial pero fascinante en lo musical, convertidos en campeones del popsike!
David

jueves, 26 de noviembre de 2020

THE CHEMISTRY SET: EL RETORNO DE LOS EMBAJADORES DE LA PSICODELIA!

Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Este blog vuelve a renacer de forma inesperada y, como siempre, con una buena noticia: los legendarios The Chemistry Set, presentes desde hace unos años en el blog con su sucesión de lanzamientos siempre rebosantes de psicodelia y vibrantes colores para cuerpo, y alma, vuelven con una nueva referencia, un single que aparecerá a principios de 2021 en el californiano sello Hypnotic Bridge Records, una referencia imprescindible en la psicodelia de raigambre sixties con grupos en su escudería como The Creation Factory, Electric Looking Glass, Reverberations o Higher State.
El artefacto sonoro de siete pulgadas que han urdido The Chemistry Set para regalar al mundo psicodélico se abre con Paint Me A Dream; desde la intro nos asalta una guitarra con reverb, y la pieza se construye a base de un muro de guitarras combinadas con voces de tendencia ascendente en la mejor tradición psych, un ritmo sincopado ácido y una coda orientalizante y psicodelizante cuyos lalalas nos arrebatan la razón!
Foto extraída del facebook de The Chemistry Set
Para la cara B se reservan una versión de Mark Fry, oscuro trovador con un LP de culto editado en 1972; The Chemistry Set rinden así homenaje a la mejor tradición de folk ácido británico: The Witch se inicia con Mellotron y un cántico propio de misa negra, dando lugar a un entramado de guitarras acústicas, flauta y echo en las voces que le aporta un aura de misterio al sonido resultante; la pieza acaba desembocando en un aquelarre eléctrico y percusivo!
En Making Time esperamos con ansias este artefacto en formato físico, del siempre coleccionable sello Hypnotic Bridge. Por supuesto la buena nueva de su publicación será debidamente compartida, y mientras celebramos con jolgorio reverberante el retorno de The Chemistry Set!
David

miércoles, 1 de julio de 2020

LOS DESTELLOS PÚRPURAS DE LARRY'S REBELS!

Lanzado al mercado por RPM Records en 2015, este disco recopilatorio es seguramente el primer contacto con los neozelandeses Larry's Rebels de muchos aficionados al Pop 60's, y he de decir que en mi caso ha sido tremendamente impactante. ¡Qué repertorio, repleto de las mejores influencias británicas! Y qué energía y prestancia instrumental, perfectamente trasladada a estas grabaciones en el estudio. Una delicia la escucha de los veinticinco cortes incluídos en el disco que recorren buena parte de la discografía de Larry's Rebels, al menos lo más representativo, y que me ha reconectado en buena medida con el sonido post-beat de 1966-1969, primer acercamiento de muchos de nosotros a los sonidos de los 60 junto al R&B en nuestros años formativos.
Foto extraída de audioculture.co.nz
El disco se inicia con el primer single beat de 1965 de los Larry's Rebels, pero la cosa se pone realmente interesante con el cuarto y su versión del It's Not True de los Who, con todos los elementos del remolino sonoro del original en una estruendosa versión, incluso con piano a lo Nicky Hopkins y presentando la gran novedad del sonido de los Rebels en sus lecturas de composiciones británicas, el órgano, complementando al piano a la perfección y aportando más matices a la melodía; los guitarrazos dignos de Pete Towshend de rigor también están presentes. Su influencia británica se evidencia en otra de sus elecciones, What Am I To Do, clásico pop norteamericano incorporado al repertorio R&B de cualquier grupo de habla inglesa que se precie y muy fiel a la versión de Manfred Mann
El soul y lo que los grupos mods ingleses grababan fue el siguiente objetivo para el nuevo y trascendental single, con I Feel Good, tratamiento con órgano garagero y bajo taladrante, aprendida (y casi mejorada) de los Artwoods, y en la otra cara nada menos que Whatcha Gonna Do 'Bout It, fiera grabación equiparable a la de los Small Faces. I Feel Good fue su mayor éxito hasta el momento en su isla natal!
En 1967 siguen en la tónica demostrando que están a la última respecto a lo que viene de Inglaterra y atacan el Painter Man de los Creation, desbordante de Fuzz y la letra cantada con desgana y chulería. Acorde a los tiempos que corrían, en Let's Think Of Something suavizan algo el sonido y optan por el pop psicodélico compartiendo el single con Stormy Winds, balada a lo Walker Brothers que palidece respecto a Painter Man. Otro hit en Nueva Zelanda, fue regrabada así como Painter Man para el mercado australiano, pero me quedo con las primeras versiones de ambas, con un sonido más potente; además el órgano fantasmagórico de Let's Think Of Something casi desaparece en la versión australiana. Para ese single grabaron un vídeo promocional en el que aparecen uniformados al estilo de los Easybeats, con sus trajes cada uno de un color, cosa que no se aprecia en el blanco y negro de la grabación.
De su único LP (A STUDY IN BLACK, 1967) esta recopilación incluye Flying Scotsman, adaptación del Train Kept A-Rollin' aprendida del mismísimo Jimmy Page en la gira compartida con los Yardbirds, un original muy soulero interpretado con la potencia de los Small Faces (Shakin' Up Some Soul), una intensa Inside Looking Out con un excelente trabajo de la base rítmica introduciendo variaciones sobre el original, y otra pieza propia, Speak My Mind, que perfectamente podría ser de los primeros Moody Blues.
Foto extraída de audioculture.co.nz
Dream Time fue su siguiente y magnífico 7", popsike en la que unos arreglos psicodélicos sustituyen al órgano garagero y con un cierto aire a los Move, influencia creciente en el grupo, sobre todo en las armonías vocales y coros, acompañada en la cara B por una arrolladora versión de los Easybeats, I'll Make You Happy, al que el pulsante sonido de las guitarras se suma su caractarístico teclado. Otro disco triunfal fue su single Fantasy / Coloured Flowers de 1968. En la cara A nos deleitan con un pequeño ejemplo de Toytown Pop (qué versatilidad!) y por su parte Coloured Flowers es una magnífica pieza freakbeat que sobre un ritmo soulero despliega guitarra con efectos, poderosa y machacona base rítmica... un single a buscar! Halloween y Everybody's Girl sigue en la línea de un sonido más sofisticado y pop, al igual que su delicioso jingle para Coca-Cola con una producción grandilocuente incluyendo metales... se ve que la compañía de refrescos pagaba la sesión!
Foto extraída de audioculture.co.nz
El último single con Larry Morris como vocalista ya en 1969 fue Mo'reen / By The Time, tirando en Mo'reen hacia un rock comercial de influencia norteamericana al estilo de las grabaciones finales de los Easybeats, siendo By The Time una bonita balada beat aunque algo fuera de lugar en 1969.
Sin Larry y con nuevo vocalista The Rebels grabaron un nuevo LP que continúa en esa línea de su anterior 7" de fijarse más en USA que en UK, con especial hincapié en los Rascals, influencia que tantos y tantos grupos adoptaron en esos años: influencias soul, el uso del teclado, las inflexiones vocales y coros... evidentísimo en My Son John o Passing You By.
Un disco tremendamente recomendable, y tremendamente excitante y divertido. Ojo, no es la obra completa del grupo, pero es una visión del mismo y de su corta pero emocionante carrera perfectamente adecuada para descubrirles a nuevos fans como yo mismo!
David
¡Consigue I Feel Good: The Essential Larry's Rebels 1965-1969 en Amazon a través del siguiente enlace!