jueves, 26 de febrero de 2009

LA CANCIÓN DE LA SEMANA

THE HOLLIES: Tomorrow When It Comes (Allan Clarke/Graham Nash) (1968)
Esta semana cambiamos un poco nuestra costumbre de presentar un disco recomendado, y vamos a ensalzar una simple canción, pero vaya canción!
Por si sola, esta composición podría haber generado un cambio en la carrera posterior de este grupo, y es que posiblemente fue lo mejor que grabaron. Pero ese cambio nunca sucedió; inexplicablemente, Tomorrow When It Comes no fue editada en su día y quedó en los baules de EMI durante un par de décadas.
Se trata de una pieza del mejor pop psicodélico inglés, incluso del incipiente hard rock con toques psicodélicos debido a la dureza de su instrumentación, nada usual cuando hablamos de los Hollies, perfectos artesanos de las melodías y los coros a tres voces. Es la culminación de un período artístico triunfal del grupo (y el menos exitoso para ellos en la década de los 60), con tres álbumes vitales del Swinging London y de la psicodelia inglesa, FOR CERTAIN BECAUSE (1966), EVOLUTION (1967) y BUTTERFLY (1967), y un single magistral, su King Midas In Reverse, la cota artística del grupo hasta ese momento.
Los Hollies, impulsados por un Graham Nash rebosante de creatividad, estaban cambiando su status de ídolos pop del Top 40 a músicos arriesgados, a la vanguardia, al alcance del público en general pero al mismo tiempo respetados por el underground más elitista. Así llegan los primeros días de 1968, y la grabación de este Tomorrow When It Comes, que unifica las perfectas armonías vocales del grupo con esa dura instrumentación psicodélica con un comienzo ya de por si prometedor, con unos redobles de batería que nos ponen en aviso de lo que nos espera y da paso a una guitarra wah-wah que se desarrolla a lo largo de todo el tema, plagado de cambios melódicos, un estribillo que se graba a fuego en la memoria y un final que se va desvaneciendo entre brumas psicodélicas.
Si se hubiese editado esta canción, seguramente no hubiese sido un éxito comercial para el grupo, pero hubiese puesto a los Hollies a la vanguardia de los círculos musicales underground ingleses, les hubiese dado nueva vida y se hubiesen codeado como iguales con los nuevos grupos que aparecían, con nuevos sonidos e imagen: Spooky Tooth, Humble Pie, Led Zeppelin...
Pero todo eso sólo son suposiciones. El hecho es que poco después de grabar esta canción y su no edición por parte de la discográfica, Graham Nash abandonó el grupo para embarcarse hacia el sueño californiano de melodías, drogas y amor libre. Los Hollies, por su parte, sin su principal fuerza creativa, se orientaron guiados por los más terrenales Allan Clarke y Tony Hicks al gris circuito de cabarets para ganar dinero fácil, y editaron un disco repleto de melifluas versiones de Dylan (HOLLIES SING DYLAN, 1969). Clara evidencia de un agotamiento creativo, supone un triste punto y final a tan espectacular etapa de exuberancia creativa.
Pese a su espectacularidad, esta canción no es nada fácil de localizar debido sin duda al lamentable conocimiento musical de los ejecutivos discográficos. Apareció en el ya descatalogado RARITIES, así como entre los bonus de la edición japonesa de HOLLIES SING DYLAN, y en algunos discos pirata del grupo. Increiblemente, no fue incluida en los estimables recopilatorios THE HOLLIES AT ABBEY ROAD.
by David

martes, 17 de febrero de 2009

DEWEY MARTIN

La triste noticia de su muerte aconteció el pasado 31 de enero, pero le rendimos ahora el justo y merecido homenaje que merece el batería y vocalista que pasará a la eternidad por haber formado parte de Buffalo Springfield, banda seminal de tantas cosas y que con tan sólo tres discos publicados se convirtió en una influencia ineludible del folk rock y la psicodelia más accesible de la costa oeste norteamericana.
Nacido en 1940, antes de unirse a las huestes de Stills, Furay y Young había militado en bandas como Sir Raleigh and the Coupons, con los que editó tres singles, además de tocar con The Sons of Adam, The Standells y The Dillards.
Un batería sólido y firme, con una técnica sin apenas alardes innecesarios y extravagancias, Martin ya merece el cielo sólo por el hecho de haber tocado en LAST TIME AROUND, tercer disco de Buffalo Springfield, el más menospreciado (incluso rechazado por los propios miembros de la banda) de toda su producción, pero para horror de los aburridísimos ortodoxos del rock, mi preferido del quintento, una colección de canciones delicada y portentosa! El hecho de ser una compilación de canciones ideada por los productores ante la inminente disolución del grupo le ha conferido ese aura de malditismo, pero para mi es una obra superior incluso que su segundo disco, el a veces sobrevalorado pero también impresdindible BUFFALO SPRINGFIELD AGAIN.
Tras Buffalo Springfield, Martin se vio envuelto en nuevos proyectos, pero ninguno con el brillo y la trascendencia del quinteto californiano.

video

David

THE ROYAL SUITE LIVE! & INVASORES DE MARTE & THE DEALERS!

Tras unos días ausente de este blog debido a una pertinaz gripe, vuelvo con grandes noticias, como son que nuestros amigos The Royal Suite no dejan de tocar por la Península (atrévanse a dar un día el salto oceánico hasta estos lares!).
La ocasión que no han de perderse ustedes si se encuentran por la zona o alrededores será el sábado 21 de febrero en la sala IBU HOTS, c/ Jacinto Benavente 6, Vitoria. Buen garage y diversión a cargo de The Royal Suite!
Pero ojeando el cartel de la programación de la sala me he encontrado con otra agradable sorpresa: el sábado 28 de febrero hay una cita imprescindible con dos estupendas bandas. Desde Mallorca, Los Invasores de Marte y su arsenal de garage cargado de fuzz, y desde Gasteiz The Dealers con su R&B anfetamínico. Vaya cartelazo!
David

jueves, 5 de febrero de 2009

EL DISCO DE LA SEMANA

TERRY REID: Bang, Bang You're Terry Reid (Epic, 1968, reeditado en cd por Repertoire Records en 2000)
Hace un par de años estuve buscando intensamente una copia de este disco y cuando la conseguí, y tras la primera escucha, se convirtió en uno de mis discos favoritos.
El debut de un músico tremendo, un gran guitarrista y un shouter a la altura de otros vocalistas ingleses como Winwood o Marriott y el tipo que declinó la oferta para unirse a los New Yardbirds (luego, Led Zeppelin). Producido por un svengali del pop, Mickie Most, que quería hacer de él un nuevo Donovan (otro de los protegidos de Most) pero que dificilmente pudo frenar los ramalazos roqueros que destilaba en sus composiciones e interpretaciones el bueno de Reid en un disco quizá no tan mitificado como su continuación (TERRY REID, de 1969, que cada vez me gusta más!) o RIVER, de 1973.
Acompañado por el teclista Eric Lease (luego sustituido por Pete Solley) y el batería Keith Webb, este disco es la mezcla perfecta de composiciones propias que avanzan el nuevo sonido que se impondría a finales de los 60, el hard rock, junto a versiones de éxitos del pop de esa década bajo ese tamiz hardroquero, lo que hace del disco una escucha recomendable para todo seguidor de la década en cuestión.
Bang Bang (My Baby Shot Me Down), escrita por Sonny Bono para su compañera Cher, es el primer corte del disco, y alcanza en la lectura de Terry Reid nuevos niveles de dramatismo y de amenaza, y es la antesala perfecta para el clásico que viene a continuación, Tinker Taylor, del propio Reid, con su infeccioso riff y ritmo. La habilidad para el pop de Reid se demuestra en sus propias canciones, como Erica o Without Expression, que curiosamente también la grabaron los Hollies en ese año.
La influencia de Donovan en Terry Reid es clara, como en el tema Sweater, adornado con percusiones y ritmos latinos, así como en la versión de Season Of The Witch, ya un estándar en el pop tras solamente dos años transcurridos desde su publicación. La versión de Reid, de más de 10 minutos de duración, acentúa más los aspectos rock que los psicodélicos de Donovan. No será su último punto de encuentro; en su disco de 1969 versioneará Superlungs (My Supergirl) del poeta lisérgico.
Otro clásico, Something's Gotten Hold of My Heart, de Gene Pitney, recibe otro magistral tratamiento dramático, grabada practicamente en vivo en el estudio, sin trucos, a base de un power trio inspirado, mi versión favorita del tema, superando cualquier otra, incluso la original de Gene Pitney!
Writing On The Wall sí que posee un aire más psicodélico, con una línea de batería que recuerda al Tomorrow Never Knows de los Beatles, pero más ralentizado, y adornado con contundentes guitarrazos de hard rock. Le sigue una originalísima lectura de otro tema habitual entre las bandas de finales de los 60, Summertime Blues, pero como nunca lo habías oído!
Cierra el disco Loving Time, un animoso original con sección de vientos, un tema beat acelerado con toques negros, funk, bendecido por un espléndido Hammond que le hace merecedor de estar en cualquier disco de Brian Auger.
Como bonus tracks de un cd que lo hacen aún más imprescindible, tenemos las dos caras de un single editado en 1967, el pop soul comercial de The Hand Don't Fit The Glove acompañado de This Time, un tema mucho mejor, una corta pero intensa canción que es un clásico menor del soul británico escrita por el propio Reid y Peter Jay, líder de la anterior banda en la que estuvo enrolado Terry Reid, Peter Jay & The Jaywalkers.
Como muestra del talento de nuestro protagonista, un vídeo de 1969 grabado en la televisión alemana con una canción correspondiente a su siguiente disco, Rich Kid Blues (no encontré material videográfico de ninguna canción de este BANG BANG).
David


video

martes, 3 de febrero de 2009

GOING TO A GO-GO

Ya recuperado de la fiesta del sábado y de los buenos momentos pasados, aquí va el listado de mi sesión, para que se os pongan los dientes largos. Como siempre, no hize ni caso a lo que tenía previamente planeado y acabé poniendo lo que me hacía hervir la sangre en ese momento... Ojo! Es una sesión registrada, no vale copiar!
Cliff Nobles & Co.: The Horse
Tintern Abbey: Vacuum Cleaner
The Maze: Harlem Shuffle
The Happy Magazine: Satisfied Street
Ike & Tina Turner: I Can't Believe What You Say
The Persuasions: La La La La La
Kevin "King" Lear: You Got The Power
Hasta ahí la primera parte, ya que comenzó la actuación de los grupos, que estuvieron fantásticos. Los Positivos con su entrega rock y versiones de Troggs, The Rivieras, Stones, Los Salvajes, Brincos y La Chatunga vía Doctor Explosión. Y Los Flemáticos, con su punk rock con actitud garagera ahora más que nunca, con dos guitarristas y un Farfisa recién estrenado! Nos deleitaron con versiones de Radio Birdman, Paul Collin's Beat, Romantics, Standells, Sonics, Real Kids, Small Faces y su All Or Nothing especialmente dedicado a los mods de Tenerife que organizamos la fiesta y que tanto nos emocionó a algunos, The Who (Pinball Wizard y See Me Feel Me... éstos chicos se atreven con todo!), Flamin' Groovies, MC5, Undertones... Después de ellos, retomé los platos con:
The Remains: Don't Look Back
Shadows Of Knight: I'm Gonna Make You Mine
Chocolate Watchband: Let's Talk About Girls
? Mark & The Mysterians: Can't Get Enough Of You Baby
Open Mind: Magic Potion
The Del-Vetts: Last Time Around
The Radiants: Hold On
The Move: Piece Of My Heart
Dave Antony: Hide And Seek
Lucas & The Mike Cotton Sound: Step Out Of Line
Music Machine: Double Yellow Line
Eden's Children: Knocked Out
Dreams: Softly, Softly
Alan Bown Set: Everything's Gonna Be Alright
Ananda Shankar: Jumpin' Jack Flash
The Javells feat. Nosmo King: Goodbye Nothing To Say
Gracias a los grupos y a todos los que acudieron a la fiesta y bailaron hasta altas horas de la madrugada!
cop. David Making Time