lunes, 9 de marzo de 2009

¿SE ACABA EL SUEÑO?

Así lo creo, y es que tras los últimos acontecimientos cada vez veo más difícil que el CD Tenerife logre el soñado ascenso a Primera División al finalizar esta temporada. Por una vez, va a ser cierto eso de que un sólo hombre hace equipo.
La buena racha de juego y de conquista de puntos hasta colocarse entre los puestos de ascenso, y mantenerse en ellos durante varias semanas, creo que es debida sobre todo a un hombre, el portero Sergio Aragoneses. Desde que se instaló en el equipo como guardameta titular el Tenerife se fue convirtiendo, transcurridas las jornadas, de un equipo lleno de dudas a un equipo temible, peligroso y efectivo en ataque y cada vez más serio en defensa, el principal defecto que teníamos. Aragoneses es el artífice de esta transformación, un portero sobrio y efectivo, dominador de todos los aspectos que de él se le exigen y que ha logrado transmitirle una gran seguridad a la zaga, una seguridad que inexistente cuando el titular era Luis García durante el primer tramo de la Liga.
Ahora, con la baja de Aragoneses que se puede prolongar indefinidamente, vuelve a la titularidad Luis García, un portero dubitativo en las salidas y en el uno contra uno, y sobre todo en los balones por alto, como vino a demostrar la pasada jornada contra el Alicante regalando el primer gol a los valencianos, el primer paso para que se vinieran arriba y consiguiesen empatar.
Con Luis García vuelven las dudas y los nervios a la defensa, se esfuma la seguridad conseguida, y el Tenerife vuelve a regalar puntos y a abrazar su tradicional estilo de "salvador" de aquellos equipos en apuros, como esta última jornada, entregando en bandeja un empate al penúltimo de la clasificación.
Ojalá me equivoque, pero empiezo a ver muy lejos la posibilidad de conseguir el ansiado ascenso a la Primera División. Poniéndome en lo peor, a partir de ahora para poder ganar un partido será necesario que los de arriba, esos que al menos nunca fallan (Nino, Alfaro, etc.), metan tres o cuatro goles para poder compensar los fallos en defensa y los regalos del portero. Y eso, es muy difícil...
David

No hay comentarios: